lunes, 10 de mayo de 2021

METRÓPOLIS - NUEVO EQUIPAJE

 

NUEVO EQUIPAJE

    Miss Plimsoll deshace el equipaje casi con cierta alegría, diríase que incluso con una sonrisa de complicidad. Desde que vio lo que vio en la sala del tribunal sabía que ya no terminarían en las Bermudas, aquellos dos seres eran tan parecidos en su terquedad que estaban más que condenados a encontrarse.

    Desdobla los enormes pantalones mientras se asombra de lo compleja que es la naturaleza humana, tan alejada de la lógica matemática de sus medicinas o los diagnósticos cumplidos. Y es que aún no se ha repuesto de los últimos testimonios y de la resolución que tuvo el caso, dejando en su sitio algunas cosas que a ella se le antojaban descolocadas desde la atalaya donde había seguido el juicio desde el primer día.

    Si los hombres son complejos, cuando se trata de salvar el cuello se vuelven aún más complicados, y se pierden en laberintos de mentiras de los que sólo mujeres como aquélla serían capaces de sacarlos. Deposita a un lado el resto de las pertenencias de Sir Wilfrid, para que luego ya Carter y Brogan-Moore se encarguen de llevárselas.

    Ahora es momento de meter el traje de chaqueta de cheviot, el negro no, sería demasiado elegante y allá donde va a ir Christine puede que le acarree problemas. El otro, el otro es mejor, más llevadero, más humilde, más sincero, si se quiere. Igual que la polvera, ahora mismo ignora si le permitirán tenerla en la celda, pero es un detalle que ella se merece; total, lo peor que puede pasar es que se la devuelvan, junto al carmín y las medias, pero ya se encargará ella de hacerle llegar todo cuando llegue su primer día ante el juez.

    Christine no es como su jefe, no necesitará medicinas, estará tan firme como siempre, dispuesta a encarar lo que le llegue, como la mujer fuerte que es, así que sin más cierra la maleta y se dispone a esperar mientras en otro maletín mucho más pequeño ordena el termo con el brandy, las píldoras de la tensión y un par de inyecciones de calcio que tendrá que blandir ante los ojos de Sir Wilfrid con tenacidad implacable. Antes de salir, vuelve sobre sus pasos y esconde tras el termo un par de habanos, los preferidos del abogado.



domingo, 9 de mayo de 2021

jueves, 6 de mayo de 2021

AURORA O NUNCA - AURORA Y EN LA HORA - VARIOS AUTORES

 

Reseña de Aurora o nunca + Aurora y en la hora

Títulos: Aurora o Nunca / Aurora y en la hora

Autores: Ana Alcolea, Jesús Díez de Palma, David Fernández Sifres, Alfredo Gómez Cerdá, Jorge Gómez Soto, Paloma Gonzáles Rubio, Daniel Hernández Chambers, Rosa Huertas, Gonzalo Moure, Mónica Rodríguez, Ricardo Gómez, David Lozano, Jordi Vila Delclós (ilustraciones)

Editorial: Edelvives

Años: 2018 / 2021

Páginas: 243 / 165

Sinopsis de las obras

Aurora o nunca: En las peores noches de tormenta un misterioso navío emerge de las profundidades del mar y aparece en las costas de Aurora. Esta tenebrosa leyenda ha marcado la historia del pueblo y está asociada a una larga cadena de sucesos trágicos de la que ningún habitante consigue zafarse. Nadie puede ser feliz en Aurora. Los descendientes de los saqueadores de naufragios han heredado destinos trágicos. Cada historia en este apartado rincón del mundo se ve, tarde o temprano, marcada por una desgracia. Dos gemelas misteriosas, una pintora atormentada, un sacerdote que esconde un secreto inconfesable, un hombre parapetado tras una locura ficticia…

Aurora y en la hora: La terrible maldición del navío Livjatan nunca abandona Aurora. Aunque sus habitantes están de fiesta, una acumulación de hechos extraordinarios presagia una pesadilla. Un estremecedor encuentro en el tren de la bruja, una loca que espera el regreso de su hermana muerta, la visita de una niña fantasmal, un viento helado que susurra nombres… Se agota el tiempo: ¡ha llegado la hora!

Reseña

Los cronistas de Aurora

    Las sinergias literarias suelen ser experiencias enriquecedoras siempre que se tenga claro un objetivo común y que no haya por medio egos altaneros. Éste es sin duda el caso de Aurora, y aprovecho para invitar al lector a averiguar cuál, de entre todos los nombres responsables, fue la mente que primero alumbró esta localidad costera y norteña, ese territorio mítico lleno de sombras, con un puñado de misterios a cuestas e incluso alguna maldición que otra.


    Tras el segundo volumen, hemos visto que los cronistas son doce más un ilustrador, pero no debería sorprendernos el hecho de que la cifra pueda aumentar en sucesivas entregas, porque el influjo de los aurorianos es grande, y sobre todo porque el final de Aurora y en la hora ha dejado al lector con ganas de más, con muchas ganas de más, con un ferviente deseo de regresar a esas calles, a la playa de Quebrantos, o a la sombra del Livjatan, aquel endemoniado barco danés.


    En las reseñas de obras individuales es muy sencillo hablar de méritos, porque todos recaen en singular, y en una obra colectiva se podría pensar en luces y sombras, en altibajos…, pues no es el caso, todos los cronistas, sin excepción, se han imbuido del espíritu de Aurora y sus habitantes, y han ido perfilando sus historias no como bloques independientes, sino como piezas que se encajan suavemente en la misma estructura, apuntalando lo anterior y dejando un camino agradecido para la pieza que ha de llegar después.


    Claro, si hablamos de nombres ya muy curtidos y contrastados en la literatura juvenil, como son los que conforman esta lista de cronistas y enamorados de Aurora, esto no debe sorprendernos, pero sí nos hace volver de nuevo a la palabra sinergia para terminar de justificar lo que únicamente el talento puede defender.


    Pensará el curioso lector que muchas generalidades pero no le hemos hablado de lo que puede encontrar en las páginas de estos dos libros. Al igual que Aurora, esta reseña pretende ser un tanto misteriosa a la par que atrayente, pero amén de las maldiciones, el lector hallará secretos, venganzas, amores frustrados, algún que otro resentimiento, leyes vulneradas, descubrimientos vitales para los personajes más jóvenes, naturalezas inclementes, y un ambiente al que es fácil entrar pero del que no es tan sencillo salir.

    ¿Quieren más? Abran entonces estas páginas sin dudarlo, y dejen que la humedad auroriana les conquiste, que el mar entre por sus poros, que la maldad se pasee por sus conciencias, y que la venganza aguarde sobre sus hombros como un ave dispuesta a todo.

https://www.elquintolibro.es/2021/05/resena-de-aurora-o-nunca-aurora-y-en-la-hora/?fbclid=IwAR1m1JYXgyXuSTubTifaiwtg010sjk116eziGarBbMNumpfBd7R9HDlbKdo

 

lunes, 3 de mayo de 2021

CERES, JOAN Y EL SECRETO DE GAUDÍ - RUBÉN SANTIAGO

 

EL IMPULSO DEL MISTERIO


La unión de jóvenes personajes y una trama criminal o de misterio suele arrojar unos resultados muy satisfactorios, por un lado conecta con esos lectores que se van iniciando, y por otro estimula la curiosidad de cualquier otro lector ya no tan joven. Rubén Santiago ya utilizó esta fórmula en su anterior novela y ha repetido con esta entrega, incluso mejorando los resultados.

Se ha mantenido la presencia de los dos protagonistas de Rendirse no es una opción, aunque ahora acompañados por dos amigos más, y se ha hecho retornar la acción de Almería a Barcelona, sin olvidar que el autor ha introducido un elemento de gran potencia y atractivo narrativos, como es la figura de un Gaudí quizá un tanto desconocido, y de un secreto por el que cualquier círculo de poder sin duda mataría.

Así transcurren estas páginas, haciendo que Ceres y Joan se vean inmersos en una muerte, innumerables enigmas, organizaciones clandestinas, amenazas…, en suma, una combinación que logra lo que pretende, encandilar al lector y hacer que vaya pasando páginas hasta hallar ese secreto del título, que además aparece muy bien perfilado, demostrando así que su autor sabe perfectamente lo que es el decoro narrativo.

 

‘CERES, JOAN Y EL SECRETO DE GAUDÍ’.

Rubén Santiago.

Malbec. Cartagena 2021. 296 págs. 15 euros.

(LA VERDAD, "ABABOL", 01/05/2021)

martes, 27 de abril de 2021

METRÓPOLIS - LA PIPA

 

LA PIPA

    La mujer lleva todo el juicio tratando de no retorcerse demasiado las manos, incluso se ha quitado el luto para no llamar tanto la atención, aunque eso haya sido como dejar que su Óscar empiece a escaparse un poco más de su recuerdo.

    Escucha y escucha alegatos, acusaciones, declaraciones interminables, y en ninguna de esas intervenciones sale a relucir el apellido de su hijo, como si con su sombra también el Wallace de los documentos arrancara a difuminarse. Mira hacia abajo y al menos le queda la pipa, aquella recogida y pequeña cazoleta en cuyo lateral todavía puede seguir acariciando las iniciales OW, como él hacía mientras pasaba sus cansados ojos por los libros de cuentas.

    Fue lo poco que le entregaron, no pudo ni verle, y ni siquiera aquellas gafas juguetonas que se deslizaban por su nariz sobrevivieron tampoco, la única que resistió fue la pipa, la pipa y la placa, pero ésa no ha querido volver a tocarla, la condenó al fondo de un cajón porque el gélido metal le provoca unos temblores que indefectiblemente terminan por arrancarle el llanto y postrarla un par de días en la cama.

    Ha perdido ya la cuenta del tiempo que lleva en esa sala, y ni siquiera es capaz de percatarse de que esta mañana el ambiente parece más crispado, más tenso, como si todo se acercase a su final. Ella, en cambio, no se ha podido acercar a ninguno de los dos culpables de la muerte de su hijo, ni al perfumado vanidoso que se repantinga en el banquillo de los acusados ni al hombre del sombrero y el traje gastados, en primera fila tras el estrado, que siempre frota sus manos sin remisión, casi con tanta intensidad como ella frota la pipa.

    Pero son manos diferentes, las suyas nunca dispararían, ni en nombre de ninguna ley, las suyas eran sólo para acariciar la cabeza de su hijo entre balance y balance, aunque ahora haga el esfuerzo de que no le tiemblen cuando llegue el momento.

    Ha logrado levantarse y parece que nadie la estuviera viendo, adelanta la mano en la que guarda la pipa de su hijo y camina por el pasillo central de la sala. Únicamente quiere que vean aquel objeto, los dos, que sepan lo que había detrás y ya no ha de volver. El juez lanza al viento su veredicto y todo explota a su alrededor.

    La señora Wallace es engullida por la multitud de periodistas y curiosos, y no puede acercarse a aquellas dos barreras de cuerpos que frenan a los dos hombres que busca, gritándose uno al otro, ladrándose uno al otro. Para cuando es capaz de dar tres o cuatro pasos más, Capone ha sido sacado de la sala, así que la pipa de Óscar sólo puede recaer en las manos de un Ness a quien la pregunta de la mujer le derrumba:

    - ¿Qué va a hacer ahora?, ¿eh?, ¿qué va a hacer?, dígame que con esto bastará.



domingo, 25 de abril de 2021

miércoles, 21 de abril de 2021

LA FACULTAD - JOSÉ ANTONIO JIMÉNEZ BARBERO

 

La facultad de José Antonio Jiménez-Barbero por Antonio Parra


Título

La Facultad

Datos publicación

Editorial Dokusou. Murcia 2021. 292 págs.

 

Datos del autor

José Antonio Jiménez-Barbero nació en Barcelona en 1975, aunque actualmente reside en Murcia. Tras varios años como agente de policía, y después, enfermero especialista en salud mental, actualmente ejerce como profesor en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Murcia. Obtuvo el doctorado en 2013 con una tesis sobre la violencia escolar y los problemas de conducta en adolescentes, y dirige varias líneas de investigación sobre el tema.

Basadas en la amplia experiencia profesional y académica atesorada a lo largo de esos años, sus obras de ficción abordan la psicología infantil y juvenil desde una visión cruda y realista de su problemática: El niño que no quiso llorar, Confesiones de un psicópata adolescenteEl rostro de la locura y Los viajes de Ariadna. También ha realizado incursiones en el mundo del humor autobiográfico: Desventuras de un padre novato, y el terror: Cuentos Oscuros.

 

Sinopsis de la obra

 

            Han transcurrido ya dos años desde que Augusto Salas y Carmen Reverte esclareciesen una serie de asesinatos de niños cometidos en el prestigioso colegio San Juan de Dios. En la actualidad, ya retirados de la Policía, dirigen una exitosa agencia de detectives ubicada en el centro de Murcia, especializada en la investigación de todo tipo de delitos.

            Su vida transcurre con relativa placidez hasta que llega a su despacho un profesor de la Universidad de Granada con un curioso encargo: resolver el asesinato de un famoso catedrático de la Facultad de Psicología con el único propósito de limpiar el nombre de su padre, actualmente fallecido, y considerado principal sospechoso del caso.

            En esta ocasión, Salas y Reverte deberán viajar a la ciudad de Granada y adentrarse en el intrincado, y en algunos aspectos opaco, mundo universitario, para investigar un extraño crimen aparentemente dormido. Allí descubren que la víctima, Rodrigo Blatt, escondía un turbio pasado en el que parecen entremezclarse corrupción, sexo y luchas de poder. Muy pronto se darán cuenta de que sus pesquisas han puesto muy nervioso a alguien que desea que la muerte de Blatt continúe siendo un misterio, y que no dudará en matar para conseguir su propósito.

 

Reseña

Confirmación

 

            La segunda novela de una serie a veces se convierte en una gran complicación, sobre todo si el resultado de su predecesora fue lo suficientemente bueno como para hacer que florezcan las precauciones, acerca de cómo enfocar la evolución personal de los protagonistas, o de lo que puede esperar el lector y su correspondencia o no con lo que encuentre. La lógica dice que siempre hallaremos un avance, en conducta, en historia, incluso en ambientes, o que eso es al menos lo que aguardamos los lectores.

            Pues bien, José Antonio Jiménez Barbero ha roto con creces todas esas precauciones, porque en esta segunda entrega nos encontramos a sus dos protagonistas, Augusto Salas y Carmen Reverte, en pleno apogeo de su reubicación vital, comandando nada menos que una agencia de detectives, y encarando un caso que apunta a relumbrón, a juzgar por cómo han de introducirse en el mundo universitario, un universo hostil por sí solo que acumula un buen puñado de reglas y que suele fagocitar al incauto que crea poder sobrevivir sin ellas.

            Desplazados a Granada para investigar un antiguo caso, Augusto y Carmen harán gala, de nuevo, de todas sus capacidades intelectivas, pero sobre todo mostrarán que su química investigadora ha subido varios enteros, y ambos se servirán del otro como apoyo mutuo a la hora de sobrevivir en lo personal, se llame esto jubilación oficial o crianza de un hijo en soledad.

            Es lo que se llama madurez, evolución o conversión en personajes redondos, si es que no lo eran ya al finalizar El demonio escondido, la entrega que inauguró la serie. Es la mejor prueba de cómo Jiménez Barbero conoce la naturaleza humana, no en vano atesora formación psicológica, y le sirve de nuevo para sustentar eso que ya nos mostrara anteriormente, la búsqueda del mal y su peso en nuestra sociedad, algo que no puede pasar desapercibido para un buen autor negro que se precie de serlo.

            Los odios, ancestrales algunos, los secretos, las amenazas, la muerte, son los naipes con los que habrá de jugar esta pareja detectivesca que a ratos incluso tendrá que lamerse algunas heridas, porque nada es gratuito en una investigación como la que han de llevar a cabo.

            Novela muy bien estructurada, y sobre todo muy bien llevada, porque el lector se sentirá transportado desde el primer momento, y sujeto a la velocidad con la que el autor decida llevarlo a través de sus páginas. Desde luego, merece la pena embarcarse en semejante viaje, y desde ahora mismo aguardamos el billete para el tercer itinerario de la serie Salas-Reverte.

https://www.solonovelanegra.es/la-facultad-de-jose-antonio-jimenez-barbero-por-antonio-parra/?fbclid=IwAR0DAm19v6kneJHznFceBPAO--xmIDKQc8P6zauUg7sjLHtroMGv5SSOSJM

martes, 20 de abril de 2021

METRÓPOLIS - TERTULIA

 TERTULIA

Para Raquel Cambronero


    Annie prepara con mimo la jeringuilla, comprobando que la dosis sea la adecuada, sonríe porque hay prácticas que nunca se olvidan y hoy necesita regresar al pasado para lograr que él esté lúcido el tiempo suficiente. Junto a la gasa y el alcohol está la tarjeta con todas las preguntas que ha preparado, aunque muchas de ellas más que preguntas son observaciones y hasta consejos, y ella se sonroja un poco y toca la cruz que lleva al cuello al pensar si no será algo de soberbia darle consejos a alguien como él.

    Va recogiendo todo mientras aguarda a que llegue el momento perfecto, cuando el sol se vaya a poner y sobre la nieve que se acumula fuera deje únicamente el rastro de una luz un tanto perezosa. La ambientación ha de ser perfecta, eso sí lo aprendió bien de él, un marco vulgar se puede cargar la mejor de las historias, y la de hoy ha de nacer con toda la fuerza posible, porque así es como se arrancan las nuevas etapas, los nuevos personajes.

    Abre con cuidado la puerta de la habitación y la cierra aún con más esmero. Deposita la bandeja en la mesilla de noche y deja el resto del material en el suelo, apoyado junto a la pared, para que él no lo vea. Descorre las cortinas dejando que el crepúsculo caiga sobre su frente sudorosa y procede, con infinita delicadeza, a clavar la aguja en el antebrazo de Paul, cuyo rostro esboza un leve guiño, como queriendo salir de la inconsciencia.

    Para cuando despierta del todo, Annie está ya a los pies de la cama, con su sonrisa más franca, las manos en el regazo, preguntándole qué tal se encuentra hoy. Paul presenta un rostro cansado, aunque la sustancia que ahora corre por sus venas le ha devuelto fuerza a su mirada. Intenta incorporarse a duras penas, olvidando que el yeso de la pierna se lo impide.

    Annie se sienta a su lado y arranca la tertulia, tiene hasta que anochezca del todo para convencerle de que ella ha de ser el personaje de su próxima serie de novelas, un personaje duradero al que no debe matar, como ha hecho con el anterior. Se deshace en razones y hasta le da el argumento de la primera entrega de la serie.

    Paul la mira con ojos desorbitados y trata de escupirle, pero no tiene saliva, algo que Annie soluciona en un momento al coger la maza del suelo y volver a machacar de nuevo la dolorida pierna del escritor. Hoy ha gritado menos que ayer, ella sonríe y confía en que mañana por fin le convencerá.



domingo, 18 de abril de 2021

SACRIFICIO. DIARIO DE UN MATARIFE - FRANCISCO LÓPEZ SERRANO

 LAS VUELTAS DEL MAL


Como si de una espiral eterna se tratase, el protagonista de esta novela, JHS (ahí queda el anagrama para religiosos inquietos) analiza lo que ha sido su vida, tras salir de la cárcel y cumplir una larga condena por el asesinato de su novia, algo que no recuerda haber cometido. Ahora, empleado como matarife, busca a ratos en su memoria y contempla una realidad en la que el mal está escondido en cada rincón.

Francisco López Serrano ganó con ella el último premio Ciudad de Badajoz, y aunque se la etiqueta como novela negra, es algo mucho más complejo, porque su base no es la investigación, sino las interioridades de un hombre peculiar, con un trabajo aún más peculiar y un pasado que le escupirá en la cara cuando lleguen nuevos crímenes imitando al suyo.

Tras la sociología, el mal, la sociopatía, la corrupción o la prostitución, esos crímenes ennegrecen la trama hasta límites inimaginables, si bien el misterio deja hueco para que nuestro pensamiento bucee sobre una sociedad que es un nido de víboras. A veces es necesaria la dureza para entender bien una trama, y hay que descender a los infiernos hasta que se hace la verdadera luz.

 

‘SACRIFICIO. Diario de un matarife’.

Autor: Francisco López Serrano. 

Algaida. Sevilla 2020. 263 págs. 19 euros.

(LA VERDAD, "ABABOL", 17/04/2021)

viernes, 16 de abril de 2021

EL GRAN ROJO - BENITO OLMO

 

El Gran Rojo de Benito Olmo por Antonio Parra



Título

El Gran Rojo

Datos publicación

Alianza de Novelas. Madrid 2021. 338 págs.

 

Datos del autor

    BENITO OLMO (Cádiz, 1980) es autor de varias novelas, entre las que destacan La maniobra de la tortuga, La tragedia del girasol y las audioseries Desajuste de cuentas y Wonderland. Sus obras han resultado finalistas del III Premio Santa Cruz, el I Premio Negra y Mortal, el III Premio Cartagena Negra a la mejor novela publicada en 2018 y el Tormo Negro-Masfarné 2019, entre otros. Se han vendido los derechos para la adaptación cinematográfica de La maniobra de la tortuga, que llegará a los cines en 2022. En la actualidad reside en Frankfurt am Main.

 

Sinopsis de la obra

 

    Mascarell es el tipo al que recurres cuando no te queda otra salida. Acostumbrado a moverse por el barrio rojo, las narcosalas y algunos de los tugurios más apestosos de Frankfurt, su fama de resolutivo le ha proporcionado una sólida reputación como detective de casos perdidos. Sin embargo, un mal día se verá obligado a hacer frente a un encargo más extraño de lo habitual y demasiado bien remunerado para ser legal.

    Su camino se cruzará con el de Ayla, una adolescente empeñada en averiguar la verdad tras la muerte de su hermano y en esclarecer los turbios asuntos en los que se vio envuelto antes de morir.

    La investigación los llevará a rondar algunos de los lugares menos recomendables de la ciudad y los colocará en el punto de mira del Gran Rojo, la organización que habita a la sombra de los rascacielos y que no tiene piedad con quien se inmiscuye en sus negocios.

 

Reseña

Aires clásicos

 

    Escribir sobre una ciudad nueva, que el autor anda conociendo al mismo tiempo, suele representar un triple salto sin red, máxime si tenemos en cuenta que también se ha cambiado al portor que se halla al otro lado del trapecio, y uno no sabe muy bien si la nueva figura va a responder con la misma fiabilidad con lo que lo hacía la figura anterior (y es que Bianquetti era mucho Bianquetti).

    Benito Olmo, que suele ser un autor valiente, se propuso este reto, tenía ante sí la ciudad de Frankfurt y para ella creó un detective algo demediado, Mascarell, que es posiblemente lo más opuesto a su personaje anterior, pero que en cambio ha aprendido a moverse por la ciudad alemana, si no como un pez en el agua, tópico manidísimo que no le cuadra al autor gaditano, sí como un experta rata en su cloaca, lo cual le permite seguir sobreviviendo a pesar de los vaivenes y de algunos casos bastante poco recomendables.

    Y si hablamos de algo poco recomendable, ahí están ciertos barrios de la ciudad alemana que el propio Benito ha pateado, narcosalas y territorios más que fronterizos, en los que la supervivencia de cotiza a precios muy elevados, y una organización cuya sola mención provoca terror entre los miembros del lumpen, El Gran Rojo. Ese ambiente es el que aguarda tanto a Mascarell como a Ayla, la otra protagonista de la novela, empeñada en averiguar las razones de la muerte de su hermano mientras nuestro detective ha de intentar encontrar a otro joven desaparecido.

    Con capítulos intercalados y llenos de dinamismo, encontramos también alternancias de voces narrativas, personal y subjetiva la primera persona de Mascarell, objetiva y distante la tercera persona con la que entra Ayla, pero contundentes ambas tanto para hablar de una ciudad hostil como para mostrarnos el mundo de la droga, la prostitución o el chantaje preparado para disparar hacia las grandes alturas empresariales.

    De ahí que hablemos de esos aires clásicos mencionados en el título de la reseña, porque aunque ya llevamos recorrido un buen trecho del siglo XXI, hay estilos, y sombras, y delitos, y hasta personajes, que siguen homenajeando a lo que fue la novela negra, y Mascarell es una buena prueba de ello: derrotado, rechazado por la propia vida, condenado a sobrevivir en una ciudad que desconocía, orgulloso, lenguaraz, desenamorado, apto para recibir alguna paliza que otra… Un ejemplo que, salvo por no excederse demasiado con la actividad alcohólica, encajaría como un guante en las novelas norteamericanas del pasado siglo.

    Pero dejando ya a un lado los detalles, Benito Olmo se ha marcado una novela con cuerpo, con buqué de caldo ya consagrado, internacional, y sin despreciar tema alguno, ya se dará cuenta el lector cuando se vaya acercando a su final. En suma, un giro notable que ojalá tenga continuidad en otras entregas.

https://www.solonovelanegra.es/el-gran-rojo-de-benito-olmo-por-antonio-parra/?fbclid=IwAR1mLu0256sxsB7qjZ0g-1byWQzsphCMLhpyMMUBTHaccMOM7ewhzPgwNaQ

miércoles, 7 de abril de 2021

METRÓPOLIS - FASCINACIÓN

 

FASCINACIÓN

    No es guapo, porque no lo es, pero hay un imán en esa mirada, una profundidad que me ha helado las entrañas cuando me ha dado la mano pronunciando ese nombre, breve y rotundo, mientras le franqueaba la entrada.

    Papá dice que le suena, que cree conocer a su padre, al señor Anthony, pero cualquiera sabe, a veces creo que siendo el senador Morton no se puede permitir decir que no conoce a todo el mundo, so pena de perder votantes o influencias. Yo no le había visto nunca por aquí, claro que tampoco hemos dado muchas fiestas desde que murió mamá.

    Al menos ahora el tan ansiado compromiso entre Anne y Guy nos ha puesto de nuevo en el candelero, y nos deja montar un sarao como éste, a pesar de que Guy haya pasado por el calvario de su reciente viudedad. ¿Se podrá decir viudedad cuando muere la persona de la que te estabas divorciando?

    Debo dejar de imaginar tanto, sólo me faltaba murmurar sola ahora, en medio de toda esta gente, bien que nos criticarían mañana mismo, si es que no lo van a hacer ya con el dichoso compromiso. El tenista y la hija del senador, como si los estuviera oyendo. Pues yo me alegro por ellos, se lo merecen, Anne ha soportado bien el tirón y no ha dejado que la prensa la acorralase cada vez que le acompaña a algún partido.

    Antes de que me dé cuenta me quedaré sola con papá, por eso cuando este tal Bruno me ha mirado así no he podido evitar un escalofrío. Normalmente se fijan tan poco en mí…, a veces me canso de ser la ocurrente Bárbara, con sus gafitas de intelectual, una memoria febril para los pequeños datos y ningún atractivo más.

    Tengo que acercarme a ese grupo en el que él capitaliza la atención, esas viejas no hacen más que reírse, no sé qué les estará contando pero se está haciendo el amo de la velada. Ahora parece que hablan de crímenes, mira tú por dónde, se creerán que estamos en la Inglaterra del siglo pasado.

    Pero cómo las encandila, ahora está tratando de demostrar cómo se estrangula, qué graciosa está la señora Cunningham dejando el cuello en sus manos, quién fuera ella, todas las miradas se van a esas manos delicadas que no dejan de apretar y apretar, menos mal que en cambio soy yo ahora quien se ha quedado de nuevo con sus ojos.



jueves, 1 de abril de 2021

SIN MUERTOS - ALICIA GIMÉNEZ BARTLETT

 

Reseña de la novela Sin muertos, de Alicia Giménez Bartlett

Título: Sin muertos

Autora: Alicia Giménez Bartlett

Editorial: Destino

Año: 2020

Páginas: 378

Sobre la autora

ALICIA GIMÉNEZ BARTLETT (Almansa, Albacete, 1951) ha publicado, entre otras, las novelas ExitUna habitación ajena (Premio Femenino Singular 1997), Secreta PenélopeDías de amor y engaños, el gran éxito Donde nadie te encuentre (Premio Nadal de Novela 2011) y Hombres desnudos (Premio Planeta 2015). Con la serie protagonizada por la inspectora Petra Delicado se ha convertido en una de las autoras españolas más traducidas y leídas en el mundo: Ritos de muerteDía de perrosMensajeros en la oscuridadMuertos de papelSerpientes en el paraísoUn barco cargado de arrozNido vacíoEl silencio de los claustrosNadie quiere saberCrímenes que no olvidaré Mi querido asesino en serie. Ha recibido los prestigiosos premios Grinzane Cavour en Italia y Raymond Chandler en Suiza. Actualmente vive en el campo, en el término municipal de Vinaròs.

Sinopsis de la obra

    «Haber nacido en mi generación te imponía unos preceptos que asumías sin rebeldía. A caballo entre el pasado franquista y la modernidad, te tocaba apechugar con la moral católica, para la que la pérdida de tiempo y de talentos era el peor pecado que se puede cometer.»

    La inspectora de policía decide poner distancia con su día a día para recordar su pasado a fin de tomar las riendas del presente. Con su particular mirada, repasará su vida, desde la niña aplicada a la que expulsan de un colegio de monjas, pasando por la joven universitaria antifranquista que al casarse cambia de rumbo, hasta que decide romper con todo y ser una de las primeras mujeres en ingresar en el cuerpo de Policía.

    Petra Delicado convierte su propia vida en un caso irresistible donde el descubrimiento y la peripecia corren paralelas a una visión inclemente de la familia, las costumbres, la autoridad, el sexo y el amor.

Reseña de Sin muertos

A modo de memorias

    Ella lo niega, pero lo que hace Petra Delicado en esta novela se parece mucho al género memorístico, o lo que es lo mismo, al hecho de pasar revista a toda una vida y consignar por escrito los momentos más destacables de la misma. Alejada del mundo durante una semana, refugiada en un convento, la inspectora revisa toda su existencia y se pone a la faena de escribir para hablarnos de su infancia, de una familia un tanto peculiar, de sus dos hermanas, su formación, sus parejas, sus vaivenes sentimentales y hasta del camino transitado por el Cuerpo Nacional de Policía.

    El título de la novela ya es muy significativo, no hay caso, no hay muertos, salvo algún que otro esqueleto bien guardado en los desvanes de la propia Petra. Alicia Giménez Bartlett ha hecho un ejercicio de introspección y se ha metido de lleno en la mente de su personaje (algo por otra parte que suele hacer en mayor o menor medida en cada una de sus entregas) para regalarnos todo un pasado que explica un buen puñado de cosas para quienes hemos seguido todas las andanzas de la pareja profesional del subinspector Garzón, quizá el hombre con el que mejor ha llegado a conectar la inspectora.

    Al mismo tiempo, pasamos por diferentes épocas de la Historia reciente de España, el final del franquismo y el ilusionante horizonte de la democracia, los miembros de algunas clases dominantes, la inferioridad social de la mujer, contra la que Petra todavía sigue luchando, y hasta las costumbres sociales, un mundo en el que ella ha sabido moverse, si no a placer, sí con la suficiente habilidad como para sobrevivir.

    Toda la obra, además, está bañada por un estilo directo y conciso, que roza la brillantez, en el que la autora manchega le da voz a su hija literaria para que sea ella quien nos lleve de la mano hasta su situación actual, que a juzgar por sus propias palabras se encuentra en un camino con un horizonte razonablemente agradable.

https://www.elquintolibro.es/2021/04/resena-de-sin-muertos-de-alicia-gimenez-bartlett/?fbclid=IwAR0hqb2gXFePN2SL1L92hFYRylkQnl-ETLcBDQjIr8FWSjEzHqOUKHMG1z0



martes, 30 de marzo de 2021

METRÓPOLIS - HOJAS DE TÉ

 

HOJAS DE TÉ

 

    Ya no sabe cómo llamarla, ha probado a mantener el usted, ha desterrado el señorita Monroe en beneficio del Ada familiar, ha limpiado el piano hasta la saciedad, rompiendo incluso una cuerda adrede para ver si ella era capaz de repararlo y volverle a arrancar alguna melodía.

    Ha tejido ya varias colchas, y no sólo para su cama, ha llegado a poner alguna en el salón, frente a la chimenea, y hasta ha escrito a su propio padre para que se acerque por las noches a tocar el banjo bajo la ventana, pero nada ha tenido resultado hasta ahora.

    A veces añora la guerra, le gustaría que los hombres volvieran entre andrajos para que ella los atendiera, para que siguiera sintiéndose útil, para que disfrazara la esperanza con cada silueta que se adivinase por el camino. Coloca las hojas dentro de la tetera, y lo cubre con la tapa agujereada para que el agua cumpla con su tarea.

    Apenas logra contener las lágrimas cuando la ve allí, sentada en el sillón, encerrada en su propio pasado, revolviendo entre los dedos aquel gastado daguerrotipo en el que la figura de Inman se va borrando un poco más cada día, con cada nevada, con cada ocaso.

    Con cuidado para no quemarse vierte ahora el humeante líquido en las dos tazas, dejando la tetera en la clandestinidad de la cocina. Se acerca con sigilo, hace tiempo que no se atreve ni a gastar una tímida broma. Le coge una mano y pone en ella el plato con la taza, segura de que el pulso se mantendrá firme. Tampoco se atreve a retirarle el retrato, no quiere enfrentar su mirada dolorida.

    Ruby Thewes se sienta junto a su señora, o su amiga, o su compañera, cómo saber en qué estadio ha de permanecer. Tan sólo sabe que debe estar con ella, apurando el invierno y con el deseo de que la primavera les traiga de nuevo, a ambas, algo de brillo en los ojos.



lunes, 29 de marzo de 2021

viernes, 26 de marzo de 2021

EL SONIDO DE TU CABELLO - JUAN RAMÓN BIEDMA

 

El sonido de tu cabello, de Juan Ramón Biedma, por Antonio Parra

Título

El sonido de tu cabello

 

Datos publicación

Alianza Editorial. Madrid 2020. 453 págs.

 

Datos del autor

 

 

JUAN RAMÓN BIEDMA nace en Sevilla, estudia Derecho, y se dedica durante años a la gestión de emergencias, actividad que ha compartido con la de locutor de radio, guionista y crítico cinematográfico, así como con la colaboración en diversas publicaciones y antologías. Es autor de las novelas El manuscrito de Dios, El espejo del monstruo, El imán y la brújula, El efecto Transilvania, La ciudad observatorio, El humo en la botella, Antirresurrección, o Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado. Ha obtenido premios tan prestigiosos en el mundo de la novela negra como el de la Semana Negra de Gijón, Hammet, Novelpol, Valencia Negra, y ha sido finalista en el Memorial Silverio Cañada o el  Celsius. Sus obras, continuamente reeditadas, citadas y seguidas por un numerosísimo grupo de lectores incondicionales, han sido traducidas hasta ahora al portugués, griego, alemán, ruso y turco.

 

Sinopsis de la obra

 

          Amanece en las Tres Mil Viviendas, Sevilla, uno de los suburbios más peligrosos de Europa. De la iglesia evangélica, acordonada por los antidisturbios, salen los operarios del anatómico forense empujando una camilla con el cuerpo torturado y mutilado de una joven. La inspectora Perpetua Carrizo, a cargo de la investigación (y responsable de otra búsqueda, a vida o muerte, que no figura en ningún registro), se adentra en el barrio, ante el gesto preocupado de sus compañeros. Set Santiago, un abogado que tras cumplir cinco años de prisión sobrevive gracias al turno de oficio y efectuando cobros para un prestamista, debe ocuparse de la defensa del presunto asesino enfrentándose a Sacramento Montiel, la abogada que ejerce la Acusación Particular. Una brillante mirada escénica y un conjunto de personajes de gran potencia narrativa completan un engranaje endiablado que se mueve entre Sevilla y Ciudad Juárez, y tiene como trasfondo décadas de feminicidios sin resolver, talleres clandestinos, supermercados de la droga y mucha ambigüedad moral. A la sombra del “muló”, el espectro de los gitanos, que vuelve a la vida para resolver cuentas pendientes.


Reseña

Puro terror

 

          Tienen las novelas de Juan Ramón Biedma un aire muy propio que las hace completamente diferentes a otras muestras del género, y puede que esa diferencia radique tanto en su prosa, medida y certera, como en el ojo con el que contempla sus tramas, y que le lleva a meterse hasta en el último rincón de las mismas, allí donde pude dormir el secreto más pequeño, o donde los personajes suelen ocultar sus miserias.

          Esta novela, por tanto, no es una excepción. Enlazando las innumerables muertes de mujeres en Ciudad Juárez y el universo de las sevillanas Tres Mil Viviendas, Biedma ha generado un ambiente turbio, gris, a ratos casi de una oscuridad impropia de Sevilla, pero necesario para hablar de la muerte de jóvenes mujeres, de la explotación laboral, de las mafias humanas, de las cárceles que nunca acaban de vaciarse, de misas negras con resultados aterradores, de miedos, venganzas y amenazas, y sobre todo del “muló”, un ser demoníaco temido no sólo en la comunidad gitana, que tiñe de muerte todo lo que toca.

          Cuando empiezan a aparecer en ese planeta intrasevillano que son las Tres Mil Viviendas cadáveres de jóvenes asesinadas al estilo mexicano, hay varios terremotos que se disparan, los que removerán las vidas de la inspectora Perpetua Carrizo, los abogados Set Santiago y Sacramento Montiel, y la ex reclusa Luisa Orujo.

          Toda esas existencias van a pender de un hilo gracias a la sombra de un asesino que ha vuelto a cruzar el Atlántico, y es hilo nos toca sujetarlo a los lectores para que no lo rompan ni los trallazos narrativos, ni el lenguaje demoledor, ni el ambiente que Juan Ramón Biedma logra mantener incólume hasta el final, algo que quizá esté incluso por encima de sus personajes, incluso por encima de nosotros, porque transitar por esas calles y sobrevivir en ese universo al que tres cuartas de Sevilla no quiere ni mirar no es una tarea sencilla.

          Hay, por tanto, que armarse de valor para entrar en estas páginas sabiendo que al cerrarlas no seremos las mismas personas, al menos si deseamos seguir viviendo con los ojos abiertos.


https://www.solonovelanegra.es/el-sonido-de-tu-cabello-de-juan-ramon-biedma-por-antonio-parra/?fbclid=IwAR09powAdWWABQe7TAVlmBPUSlAMby60G5x_vHs1DAQO-vvg7J856ftyHsI