jueves, 31 de enero de 2019

DESPIÉRTAME PARA VERTE MORIR - MIGUEL AGUERRALDE

Despiértame para verte morir- Reseña

Despiértame para verte morir es el título de la novela de Miguel Aguerralde que reseñamos hoy en Solo Novela Negra.

Título
Editorial Cazador de ratas. Cádiz 2018. 258 págs.

Datos del autor

Miguel Aguerralde (Madrid, 20 de junio de 1978) es escritor de novelas y relatos enmarcados en el género negro y de suspense, a menudo disfrazados con toques de fantasía, romance o ciencia ficción. Gran amante del cine y de la literatura, Aguerralde destaca por su estilo visual y su facilidad para envolver al lector en tramas llenas de misterio en las que resulta imposible no acompañarle hasta el final. Autor de una docena de novelas y varios relatos publicados en antologías colectivas, entre sus obras destacan las policiacas Claro de LunaNoctámbulo o El fabricante de muñecas, el terror de Caminarán sobre la tierra o Laberinto, y el thriller de suspense Alicia. También ha publicado la novela romántica La chica que oía canciones de Kurt Cobain y más recientemente su primera novela de terror juvenil, Allister Z y el misterio de los esqueletos.
Aunque criado y crecido en Las Palmas de Gran Canaria, actualmente reside en Lanzarote donde compagina la escritura con su trabajo como profesor de Primaria.

Sinopsis de la obra

Richie Santoro terminó sus días en la silla eléctrica jurando venganza contra el abogado que logró su condena. Todos decían que lo que había hecho a esa niña no tenía perdón de Dios.
        Han pasado dos años y el entonces abogado Marcus Crane ha dejado de ejercer. Vive atormentado por la crueldad y la inmundicia con la que tuvo que lidiar al hacerse cargo del caso Santoro. Ahora que se cumple la efeméride una ola de crímenes parece cebarse con los amigos y allegados de Crane, obligado a contemplar las imágenes de cada uno de los asesinatos.
        Asesinatos que llevan la extraña marca de un viejo conocido… Nunca debió aceptar ese caso. Nunca debió llegar a la obsesión.

Reseña

Venganza

La brutalidad con la que Richie Santoro acabó con la vida de la joven Penny Lane exigía una condena ejemplar, y el fiscal Marcus Crane así lo logró, auxiliado por su equipo y por una presión social que demandaba la pena capital. Todo acabó como debía, con el sádico Santoro electrocutado en la silla eléctrica…, o tal vez no.
Tiempo después, Miguel Aguerralde juega con esa incógnita para amargarle la vida al ya ex fiscal, que se retiró de la vida pública precisamente tras lograr la victoria de su vida. Y ese motor es el que mueve e impulsa una novela ágil que nos descubre cómo el mal puede dejar su impronta en todos aquellos que hayan sido rozados por él.
Crane, después de tanto tiempo, ve que su vida empieza a estar condicionada por los recuerdos, e incluso por unas intuiciones o presciencias que irán amenazando su círculo de amigos, de personas queridas, de aquellos seres que le importan, amigos, miembros de su antiguo equipo, su propia ex esposa. La sombra de Santoro es algo más que un mal recuerdo, y su mano mucho más que alargada.
Aguerralde tensa la cuerda poco a poco, estrecha el círculo en torno al antiguo fiscal y va desempolvando todo el mal que fue capaz de cometer Santoro, o un imitador, porque el lector ha de transitar por toda la narración con esa sospecha en la cabeza, mientras el inspector Devereaux trata de arrojar algo de luz sobre los crímenes que se van produciendo.
Hay que tener paciencia, la que parece faltarle a Crane, para llegar hasta el final de un camino en el que no sabemos quién nos aguarda, porque el mal es contundente pero también es así de caprichoso.
https://punica.es/despiertame-para-verte-morir-resena/?fbclid=IwAR12tK1qtP2eTu3pa-OARETHA-moJZgqGaUmSb4HmF2ugS-vZgdwMOokXXA

lunes, 28 de enero de 2019

EL CALENDARIO DE DIOS - RUBÉN CASTILLO


CLAUDICAR O MENTIR

Rubén Castillo nos ofrece su novela más sosegada, más calmada, pero también la más profunda y reflexiva.


  Entre estos dos polos se mueve a veces Horacio, el protagonista de esta última novela de Rubén Castillo, un hombre que ha sido tocado con el don de adivinar el futuro, no de hacer creer a los demás que puede adivinarlo, sino de saberlo de verdad, lo cual convierte su vida en una tremenda encrucijada a la hora de tomar ciertas decisiones, sobre todo por lo que pueden acarrearle tanto a él como a quienes le rodean.

   Así, enfrentándose una vez más a la mentira, ha regresado Rubén Castillo, con una novela más evocadora que nunca, porque complementando a esa trama en la que la adivinación o la videncia vertebran la vida de Horacio, ha logrado salpicar sus páginas de un buen número de recuerdos y reflexiones, recuerdos del pasado de Horacio, quién sabe si del propio autor o incluso de algunos de sus lectores, quienes somos coetáneos, y reflexiones que van surgiendo de la necesidad de mirar la vida siempre con ojos despiertos, lejos de la somnolencia de la costumbre, algo que ha caracterizado toda la carrera de este narrador.

   La trama, eso sí, adquiere un interés diabólico cuando Horacio le hace un pequeño regalo a un anciano y éste, como agradecimiento, le pone en la picota mediática. Para un adivino como él, empeñado en pasar siempre desapercibido, eso era lo peor que podía ocurrirle, sobre todo cuando los servicios secretos españoles entran en liza, conscientes de las innumerables ventajas que un don como el de Horacio puede proporcionarles. A partir de ese momento la novela será una huida hacia adelante, llena de sorpresas y sobresaltos, pero, como ya se ha dicho, con un espacio reservado para el ayer, para el pasado del vidente, el descubrimiento de su don, o su formación a cargo de un inolvidable maestro, su primer amor, el último, e incluso las vivencias infantiles y juveniles. En suma, todo lo que conforma su ser actual, sobre todo en unos momentos muy difíciles en los que más que nunca necesita estar muy seguro de quién es realmente.

     Si en otras ocasiones hemos elogiado la prosa de Rubén Castillo, posiblemente estemos ante su narración más sosegada, más calmosa, más serena pero también una de las más profundas, sin olvidar que nos coloca en la disyuntiva brutal de conformarnos o seguir luchando, de dejarnos llevar por lo fácil, llámese éxito según los cánones actuales, o conservar nuestra verdadera esencia. Será el lector quien elija, pero acompañado siempre por las magníficas palabras de un narrador que nos tiene acostumbrados a la buena literatura.

‘EL CALENDARIO DE DIOS’. Rubén Castillo. Género: 
Boria Ediciones. Murcia, 2018. 330 págs. 16 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 26/01/2019)

SOÑADORES FURTIVOS - FAUSTINO LARA IBÁÑEZ


(LA VERDAD, "ABABOL", 26/01/2019)

domingo, 27 de enero de 2019

NO ES TIEMPO DE PEROS - DAVID JIMÉNEZ EL TITO

No es tiempo de peros- Reseña

El cartagenero David Jiménez ‘El Tito’ cierra su trilogía de Marcial Lisón con la novela ‘No es tiempo de peros’, que reseña Antonio Parra en esta publicación.

Título
Datos publicación
Editorial Off Versátil. Barcelona 2018. 413 págs.

Datos del autor

David Jiménez Martínez (Cartagena, 1978) es licenciado en Biología por la Universidad de Murcia. En la actualidad, después de haber desarrollado su carrera como biólogo en el ámbito del control de calidad, ejerce en Castellón como agente marítimo de Vigilancia Aduanera, un cuerpo policial adscrito a la Agencia Tributaria que se encarga de la represión del contrabando.
Tras colaborar durante unos meses con Castellón Noticias redactando artículos sobre novela negra, decidió dar el salto y escribió Muertes de sobremesa, con la que consiguió abrirse un hueco en el difícil panorama literario contemporáneo. Con ella se inició la serie de Marcial Lisón, que continuaría después con Inspector Solo y ahora con No es tiempo de peros.

Sinopsis de la obra

Zoe Ochoa ya no es esa policía tímida que no se atrevía a mirarlo a la cara. Marcial Lisón ya ni siquiera es policía. Ambos han pagado un peaje demasiado alto por trabajar al margen de la ley. Ahora lo único que los une es una causa común: encontrar al Cazador.
Pero compartir un objetivo no los convierte en compañeros, solo en socios; unos socios que tendrán que lidiar con una relación amor-odio basada en engaños.
Para Zoe, Marcial es el mejor medio para descubrir al verdadero culpable de la muerte de su novio. Para Marcial, Zoe es la única compañía humana que no le resulta insoportable.
La búsqueda del Cazador los une en un nuevo caso, pero esta vez nada será igual. Marcial ya no tiene una placa que le impida desafiar las normas, y Zoe simplemente ha dejado de cumplirlas. Ambos iniciarán un descenso a los suburbios de Cartagena en la investigación de una trama de blanqueo de capitales que salpicará de sangre los cimientos de la ciudad.

Reseña

Tiempo de verdades

En efecto, es tiempo de verdades, de desvelar oscuras mentiras, de que caigan las máscaras con las que muchos se han estado protegiendo mientras otros recibían las balas, y las acusaciones, a pecho descubierto. Es tiempo de restañar heridas, aunque para ello haya que echar en sus bordes acíbar o alcoholes dolorosos. Es tiempo para que Marcial Lisón, o Marcial a secas, ajuste cuentas con todos aquellos que de una u otra forma han puesto su existencia patas arriba.
David Jiménez El Tito lo sabe y por eso esta novela es oscura, demoledora, ácida y peligrosa, porque así son los ajustes de cuentas. La historia de Marcial, su autor lo ha confesado varias veces, nació como una trama larga y compleja, que luego se vio fraccionada en tres volúmenes, Muertes de sobremesaInspector Solo y ahora No es tiempo de peros, pero estábamos ante un todo que amenazaba con devorarnos a nosotros casi tanto como a algunos de los personajes, y esta tercera y última entrega así se encarga de recordárnoslo.
Un Marcial en excedencia del cuerpo, quién sabe si permanente, una Zoe Ochoa conmocionada tras la muerte de Miralles, que se ha endurecido hasta el límite de parecerse cada vez más al Marcial que antes conocíamos, y una trama en la que van apareciendo los muertos uno tras otro, cerrando a su vez las ventanas por las que ambos policías tratan de encontrar respuestas, Marcial para rellenar los huecos dejados por el asesino del café, Zoe para darle sentido a una vida que sólo piensa en vengarse de quien acabó con Unai Miralles.
Por todo ello el lector se encuentra con una ciudad en la que la muerte y la sombra del engaño planea por cada página, en la que el pasado guarda siempre una trampa detrás de la puerta, y en la que sólo hay una criatura que vive en su pureza e inocencia, la galga Sola, el único soporte de Marcial, el único ser capaz de amar sin condiciones ni exigencias.
Esas sombras de las dos entregas anteriores son muy alargadas, Santibáñez y su viuda, los gemelos, Villanueva, que ya dejó de ser un modelo para Marcial, los recuerdos de Sasha y de Miralles, equipajes con los que Marcial y Zoe han de convivir, todo va acompañando al lector en un viaje que cada vez se asemeja más a un descenso a los infiernos, como el que lleva a cabo Marcial de la mano de la cerveza y de su desorientación sexual o sentimental.
David Jiménez El Tito ha apretado las tuercas de todas sus criaturas, y a los lectores nos exige el compromiso de aguantar el tirón, de seguir leyendo, de valorar y desterrar las pistas, nos exige el esfuerzo de acompañar a la pareja de investigadores hasta los más bajos fondos de Cartagena, para demostrarnos justo después que igual esos fondos no están precisamente en los peores lugares geográficos.
Merece la pena, y mucho, seguir el camino que se nos sugiere, que no es precisamente de baldosas amarillas, pero que necesitaremos transitar hasta su final para saber si Marcial, o Zoe, se salvan o se condenan, para saber dónde quedó el mal y a cuántos salpicó, para saber, también, si aún quedan hilos sueltos o cabos por atar. Y les aseguro que ese final no decepciona en absoluto, luego no digan que no estaban advertidos.
https://punica.es/no-es-tiempo-de-peros-resena/?fbclid=IwAR2MAbXLYpgqOBg-Dwteawn1mk6e6lnFSwGcELXHSzd9fV4CRsvrHDIX-hE

sábado, 19 de enero de 2019

viernes, 18 de enero de 2019

LA REINA DE DIAMANTES - BENASSAR, LLORT, MACIP, MORENO

La reina de diamantes- Reseña

Título

La reina de diamantes.
Datos publicación
Editorial Delito. Barcelona 2018. 189 págs.
Datos de los autores
Sebastià Bennasar, Llort, Salvador Macip y Marc Moreno quisieron jugar una partida de póquer, pero les faltaba una carta: la Reina de diamantes. No la encontraron por ninguna parte. Después de muchos correos y conversaciones, descubrieron dónde se escondía. El ambiente estaba cargado de humo y el sudor humedecía las camisas. Hicieron lo que tocaba: All-in, apostar todo y escribir la historia.

Sinopsis de la obra

Empresarios catalanes endeudados con quien no es recomendable. Gángsteres rusos instalados en la Costa Brava. Prostíbulos en crisis que navegan a la deriva. Albanokosovares especialistas en asaltar chalets. Y un buen puñado de diamantes dentro de una caja fuerte que resolverán la vida de quien los tenga en su poder… al final de la partida. Llort, Sebastià Bennasar, Marc Moreno y Salvador Macip narran una trama dividida en cuatro partes, manteniendo el estilo y la voz personales, cada uno de ellos a través de los ojos de uno de los personajes.

Reseña

Lo negro y lo fatal
Que se junten dos personas para escribir una novela es algo complejo, pero que lo hagan cuatro entra dentro del territorio de la locura, coordinar voces, intenciones temáticas, ritmos, extensiones, criaturas, no es nada sencillo, y en cambio hay gente que se ha atrevido a hacerlo, con unos resultados no sólo satisfactorios, sino además muy atractivos.
Estamos hablando de Sebastià Bennasar, Llort, Marc Moreno y Salvador Macip, que un buen día decidieron emprender este viaje que ahora nos permite disfrutar a nosotros de una trama en la que hay rusos muy mafiosos, albanokosovares traviesos, mujeres fatales, pero que muy fatales, prostíbulos y sexo por doquier, chulos con ínfulas, secretos, mentiras y, por supuesto, diamantes, unas cuantas piedras que nos solucionarían el futuro a cualquiera de nosotros, y que a otros en cambio les oscurece el horizonte.
¿Cómo han logrado – pensarán ustedes – entonces que todo esto no chirríe, que suene como un instrumento bien afinado? Pues es una incógnita que tal vez podamos desvelar si reparamos en lo mucho que a los cuatro les gusta la novela negra, o si aceptamos que tienen talento para desvalijar diez casas y sus correspondientes cajas fuertes, para encandilar a mujeres espectaculares e incluso para dejarse encandilar por ellas. Pensemos que también tienen arrestos para descerrajar tiros en la frente, o para reventarse la cabeza por un quítame allá esos euros, pero es que también tienen sueños, y no precisamente fáciles de cumplir.
Sí, ya me he dado cuenta de que he terminado mezclando rasgos de la novela con las personas de sus autores, pero es que ellos han estado en muchos momentos en las mentes de Vladimir, de Carlos, de Alicia o de Irina, se han movido y han disparado junto a Albano y Romina, y quién sabe en cuántas más actividades inconfesables habrán tenido que participar, siempre en aras de alcanzar un saludable objetivo literario: el de darle a la novela verosimilitud, el aire que le corresponde y un ritmo endiablado que nos hace entrar y salir del Titanic, llegar hasta una casa colgada sobre el Mediterráneo, conducir como locos, beber y tener otros vicios más inconfesables.
Aun así, la historia tiene sus cuatro caras, o tal vez dos, dos tipos de bebidas, incluso, por un lado litros de vodka destilados de la parte de Bennasar y Llort, y acaso un buen vino o un whisky de malta de doce o quince años por la parte de Marc Moreno y Salvador Macip. Dicho de otro modo, la novela tiene una primera parte brutal y demoledora, en la que los hechos son los que gobiernan la trama, y les aseguro que lo pueden hacer perfectamente, y luego llega una segunda parte en la que, sin abandonar la tensión, entramos un poco más en la mente de algunos personajes, conocemos su pasado, sus motivaciones, alguna que otra reflexión.
¿Hay desequilibrio entonces?, pensará algún malévolo jugador, de esos que nunca se han marcado un farol ni vivido una buena resaca. Pues no, porque ambas partes son necesarias y complementarias, a veces hay que disparar y a veces hay que hablar, y ay de quien no tenga claros el orden o las prioridades. Toda la trama está perfectamente sustentada por estas cuatro voces, todas las sombras que se ciernen sobre unos y otros están muy bien delineadas, dejando fuera al lector, porque nos necesitan, necesitan que estemos ahí, mirando, asistiendo al enroque de unos y otros ante el dinero, el sexo, las joyas, los engaños, y nos necesitan ahí porque de otro modo no habrían tenido a nadie a quien sorprender en el tramo final. Hay experimentos que merecen repetirse.
https://punica.es/la-reina-de-diamantes-resena/?fbclid=IwAR2BzK2L6WbU0kNeBxDxVkHM23hA5u6QqKZPHdOu7YQmxK-dhKiLtnfpQgc

martes, 15 de enero de 2019

MOSCAS - AGUSTÍN PERY

Moscas, de Agustín Pery- Reseña

En Solo Novela Negra presentamos una nueva reseña
. Esta vez se trata de ‘Moscas’, novela de Agustín Pery

Título
Moscas.
Datos publicación
Editorial Pepitas de Calabaza. Logroño 2018. 107 págs.
Datos del autor
Agustín Pery Riera (Cádiz, 1971) estudió Ciencias de la Información. Durante 23 años trabajó en el periódico El Mundo donde ocupó diferentes puestos. En 2007 fue nombrado director de El Mundo/El Día de Baleares y hasta 2013 destapó junto a su equipo varios de los escándalos de corrupción política más relevantes en la historia de Mallorca. Fruto de esas experiencias es Moscas, su primera novela. En la actualidad vive en Madrid y trabaja en el diario ABC.

Sinopsis de la obra

¿A qué huelen las nubes de esta novela? Las nubes de esta novela huelen a podredumbre. El asesinato de un periodista de investigación en la isla de Mallorca y la torpe serie de acciones y reacciones que desencadena sirven como hilo conductor a esta trepidante narración. Un magnífico thriller que retrata -con un estilo conciso y directo, y con gran conocimiento de causa- las relaciones que tejen y anudan la corrupción en España.
Es esta una narración dura –violenta en muchos aspectos- como no podía ser de otra manera, pues la voz del narrador se acerca a la del protagonista principal, un policía nacional curtido en las alcantarillas de la lucha antiterrorista y sobrado de testosterona.

Reseña

Intensidad
Conocer el paño y atreverse a contarlo, ésos son los dos mayores impulsos que pueden haber llevado a Agustín Pery a escribir una novela dura, intensa, a ratos amarga, en la que se dejan al aire un buen puñado de miserias de la sociedad mallorquina, en concreto de los palmesanos, cuando muchos de sus dirigentes callaban y seguían a lo suyo, como ocurrió en otros muchos lugares, sin duda, pero aquí contado con una extraordinaria habilidad.
No en vano la profesión del autor le permitió conocer de primera mano un buen surtido de corruptelas y amaños, acaso los mismos que se ve empujado a investigar Iñaki Altolaguirre, un tipo sin pelos en la lengua ni en la conciencia, dispuesto a llevarse por delante a quien sea, él, que viene de dedicarse al orden público en un entorno abertzale, o sea, que más curtido ya no se puede estar en lo tocante a desprecios y peligros.
La muerte de un periodista que sacudía avisperos corruptos marca el arranque de una trama que es una mecha, y con cada muerto se arranca la llama para el siguiente, ya sea plumilla, abogado o cura testaferro. Y da igual también que el ejecutor sea un sicario del este de Europa, una dama de rasgar braguetas y carteras, o que aparezcan prestamistas dueños de mil y un secretos.
Por encima de todos ellos se mueve Alto, tan capaz de morder una pista como de hacer lo propio con una juez de bandera, y siempre dejando muy al descubierto los entresijos de la clase dominante palmesana, que tiene mucho que callar ante estas muertes sucesivas. El mensaje final de Pery, o al menos uno de ellos, es tan terrible como demoledor: hay que correr más que el adversario, para que las moscas que hociquean en la porquería no terminen por posarse en uno mismo, cuando sea ya cadáver. Intensísima novela.
https://punica.es/moscas-de-agustin-pery-resena/?fbclid=IwAR08Nd0_QoIERuTIkOOPRE2LSfpuwZziTDbDuVjTNkDjDPluFUDwFLAQ-dM

sábado, 12 de enero de 2019

CANCIÓN DE SANGRE Y FUEGO - JORGE MOLIST


EL REY OLVIDADO
 
 Tiene la novela histórica a veces un valor añadido importante, como es la capacidad de recuperar y transmitir al lector la figura de algún nombre olvidado por los avatares de la propia Historia, y eso es algo que siempre se le debe agradecer, tanto desde el punto de vista literario como desde la perspectiva didáctica. Jorge Molist, que ya acumula una gran experiencia en el género, ha recuperado en esta novela la figura de Pedro III de Aragón, apelando también a una corona que en su momento fue capaz de desafiar a la todopoderosa Francia, discutiéndole el dominio del Mediterráneo y llegando a arrebatarle incluso el reino de Sicilia.

Además de la cuestión fidedigna, o más bien acompañándola, el autor ha trazado una novela en la que las mujeres adquieren una importancia capital, algo que no siempre encontramos en el género histórico, puesto que muchos textos académicos no les prestan la debida atención. Aquí, es obvio, lucen las figuras de Pedro de Aragón y su despiadado rival, Carlos de Anjou, pero por encima de ellos brillan cuatro mujeres que impulsan gran parte de los acontecimientos: Constanza de Sicilia, esposa de Pedro, fiel y callada pero que le dará el impulso necesario para recuperar el reino; Elisabetta de Baviera, que recoge la memoria de su hijo para que la justicia triunfe; Macalda de Scaletta, mujer de armas tomar y capaz de desafiar a cualquier hombre; y por último Súria, que lucha como el primero de los almogávares.

Cualquiera de las cuatro daría por sí sola para una novela, el mayor mérito de Jorge Molist, en este sentido, ha sido el de combinar su presencia, y sus impulsos, con los varones protagonistas, porque sin ellas la novela no habría sido lo mismo, históricamente puede que sí, pero nos habríamos encontrado un texto con bastante menos alma. Agradezcámoslo sumergiéndonos en una trama potente que nos absorberá por completo en mitad de sus intrigas, batallas, venganzas y búsquedas de justicia.

‘CANCIÓN DE SANGRE Y ORO’. Jorge Molist.
Editorial: Planeta. Barcelona 2018. 656 págs. 22’50 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 12/1/2019)



viernes, 11 de enero de 2019

LA MELODÍA DE LA OSCURIDAD - DANIEL FOPIANI

La melodía de la oscuridad- Reseña

Título

Datos publicación
Editorial Espasa. Barcelona 2019. 272 págs.
Datos del autor
Daniel Fopiani Román (Cádiz, 1990) es sargento de Infantería de Marina y escritor. En 2008 terminó sus estudios de bachillerato ingresando de forma inmediata en las Fuerzas Armadas. Decidió compaginar su deber como militar y la licenciatura de magisterio en la universidad de Puerto Real. Como jefe de los Equipos Operativos de Seguridad de la Armada (E.O.S) ha estado desplegado en el norte de Europa, el golfo Pérsico, el mar Rojo, Turquía, Egipto e Irak.
Fue ganador del Premio Valencia Nova de Narrativa 2017 con La Carcoma, además de contar con múltiples premios literarios en su haber. Escribe activamente para la revista Zenda, forma parte de diversas antologías de relatos, ha colaborado como columnista en varios periódicos de la provincia de Cádiz y ha sido durante más de cinco años director de la revista literaria RSC.

Sinopsis de la obra

Adriano es un hombre acabado, nada queda de aquel aguerrido sargento que sufrió un atentado en Intxaurrondo que le dejó ciego. La explosión le reventó las cuencas oculares y la vida entera: ahora es un monstruo desfigurado, invidente, que vive en Cádiz dependiente de su mujer, Patricia, que apenas soporta la rutina y que, a pesar del profundo amor que siente por su marido, no puede dejar de estar angustiada, además, por el dolor incesante de no haber tenido hijos.
Cuando el teniente Román pide la ayuda de Adriano para encontrar al asesino que aterroriza a la ciudad, él sabe que, a pesar de su ceguera, no podrá negarse. La primera víctima aparece salvajemente mutilada en el museo arqueológico, la segunda en uno de los parques más concurridos. Adriano intuye que el psicópata está emulando los doce trabajos de Hércules. Comienza así una investigación que revelará profundos secretos del miedo, la miseria y el amor humanos.

Reseña

La mirada del alma
Tienen las segundas novelas, sobre todo cuando las primeras han gozado de cierto éxito, un filo envenenado, porque el lector va a estar esperando, deseoso de repetir la experiencia anterior, y eso suele generar un cierto vértigo en los autores, un miedo a la decepción. Pues bien, a Daniel Fopiani el temor no se le ha notado en absoluto, de hecho estamos en condiciones de afirmar que con esta novela ha colmado, de largo, las expectativas más optimistas.
Si la trama de La Carcoma era original e intensa, aquí el autor gaditano se corona, no sólo por la aparición de un asesino dispuesto a recrear los doce trabajos de Hércules, sino por el perfil de un personaje potente, inolvidable, y puede que llamado a quedarse con nosotros durante mucho tiempo. Ése no es otro que Adriano, investigador ciego y retirado de la Guardia Civil tras sufrir un atentado en Intxaurrondo, que intenta sobrevivir a sus propios demonios junto a la incansable Patricia, que ha seguido con él a pesar de su carácter y de todos los pesares.
Lo mejor del personaje, acaso, es que Daniel Fopiani no lo presenta como un investigador al uso, adaptado a su ceguera y lleno de vitalidad, sino como lo que es, un hombre atormentado a quien una bomba de ETA le volteó la vida y la condenó a bailar esa melodía del título, y al que ahora solo le queda la mirada de un alma llena de cicatrices, junto a la que no es fácil vivir, por mucho que cuente con la ayuda de su mujer y de Acho, un perro encantador que hará las delicias de los lectores.
No hay, por tanto, idílicos paraísos, sino un intento de supervivencia, llagas en la conciencia y en al ánimo, tanto en Adriano como en Patricia, e incluso en el teniente Roldán, encargado de la investigación y que no dudará a la hora de pedir la ayuda de su antiguo subordinado, a quien ha sido incapaz de acercarse desde que sufriera el atentado. Como se puede ver, pura vida, pura existencia con aristas, duelos, sombras y muertes, porque en ese universo entra de manera devastadora Alceo, un hombre torturado por el presente tanto como por el pasado, que ha decidido sembrar el pánico por las calles de Cádiz.
Fopiani logra que una novela aparentemente algo breve se convierta en una sucesión de páginas intensas en las que no hay una palabra gratuita, una escena de relleno, una situación transitoria, sin olvidarnos de las cuestiones procedimentales, que han sido tratadas con suma corrección, algo que también es digno de elogiar.
El salto a la segunda novela, pues, ha sido brillante, el autor ha echado el resto construyendo un personaje bueno, tres, para ser más exactos, a los que el lector estará encantado de volver a encontrarse, no sólo por razones más o menos empáticas, sino porque hay facetas de sus vidas que aún estarán deseando conocer. Acaso ése sea uno de los grandes méritos de una novela que en lo criminal también atesora muy buenos momentos. Sirvan estas letras como mensaje para su autor, incluso para su personaje Adriano, a quien desde ahora mismo estamos deseando un pronto regreso.
https://punica.es/la-melodia-de-la-oscuridad-resena/?fbclid=IwAR0XQZesPuYB9odfSwhCSv6a6cd0OVBkKt-80wANFBAAjbOVJmhNmvm4jbw

TE VERÉ ESTA NOCHE - SUSANA RODRÍGUEZ LEZAUN

Te veré esta noche- Reseña

Antonio Parra reseña ‘Te veré esta noche’, novela de Susana Rodríguez Lezaun, escritora y comisaria del Festival Pamplona Negro

Título

Datos publicación
Debolsillo. Barcelona 2018. 414 págs.
Datos de la autora
Nacida en Pamplona en 1967, Susana Rodríguez Lezaun cursó estudios de Ciencias de la Información en la Universidad del País Vasco, tras lo que ha trabajado en numerosos medios de comunicación, como El Mundo o el Heraldo de Soria, entre otros.
Apasionada desde muy joven a la escritura, su pasión ha resultado siempre la de contar historias, con especial afición a los relatos de novela negra. Fiel seguidora de autores como Agatha Christie, Mankell, Simenon o Vázquez Montalbán, el género criminal ha sido el escogido para dar el salto al panorama literario.
En 2015 publicó su primera novela, Sin retorno, una emocionante intriga con la que nos presentó a un asesino en serie en pleno Camino de Santiago. Posteriormente llegarían nuevas entregas de la serie, como Deudas del frío y Te veré esta noche.

Sinopsis de la obra

Raquel Gimeno viaja en el coche con su familia. Sus dos hijos y su madre descansan detrás mientras su marido conduce a su lado. Agotada por los preparativos del traslado, cierra los ojos y se queda profundamente dormida. Al despertar, se encuentra en un descampado. Aún dentro del vehículo. Pero sola. Su familia ha desaparecido sin dejar rastro.
El caso es asignado al inspector Vázquez. Sin embargo, David no está pasando por su mejor momento. Su prometida, Irene Ochoa, también se ha esfumado, acusada de asesinato. Él se resiste a creerlo, pero, entonces, ¿dónde está ella? ¿Por qué ha huido? ¿Qué verdad le ha ocultado la mujer a la que ama?
Rodeado de interrogantes, azotado por las presiones de un caso tejido con los hilos más oscuros que la mente humana es capaz de fabricar, el inspector Vázquez se enfrentará al mayor reto de su carrera y de su vida.

Reseña

Tensión extrema
Hay que estar muy bien cuajado para soportar lo que soporta el inspector David Vázquez en esta nueva entrega de Susana Rodríguez Lezaun, porque el pasado se le va a venir encima con una acusación que le afecta de forma tangencial, la de haber compartido cama, vida y corazón con una asesina confesa, y todo ello explotando mientras se enfrenta a uno de los casos más difíciles de su carrera, la desaparición de una familia completa, de la que sólo queda una madre, esposa e hija desconsolada.
Raquel Gimeno aparece drogada en su coche y echa en falta a su marido, su madre y sus dos hijos, en una especie de secuestro grupal que deja al lector, y a los investigadores pamploneses, en el más perplejo de los caminos. Nadie sabe nada y las sospechas van surgiendo sin que haya un objetivo claro. Así las cosas, Vázquez se encomendará a su ética policial para intentar solucionar un caso mientras los compañeros y algún que otro superior le miran con algo de recelo, bien por no haber sabido descifrar lo que su ex Irene tenía de asesina, bien por haberle prestado cobijo o cobertura.
Susana Rodríguez emprende este “tour de force” durante una novela en la que la perpetua amenaza que pesa sobre la familia de Raquel se vuelve una luz esperanzadora para que Vázquez no piense, y mientras tanto le ofrece al lector los pasos que sigue la fugitiva Irene para tratar de huir de los crímenes que se le imputan.
Un plano doble que enriquece la narración y muestra los sólidos conocimientos que tiene la autora de los procedimientos policiales, tanto en lo investigador como en las técnicas empleadas por cualquier fugitivo. Todas las sombras que rodean la desaparición de la familia quedan un poco en suspenso cuando se habla de Irene, cuyos pasos dilatan, o demoran, mejor dicho, el desarrollo de la investigación.
Las aficiones del marido desaparecido abren la puerta a un paisaje desconocido para muchos, el de las fortificaciones militares navarras, un laberinto de construcciones que el responsable del secuestro va a ser capaz de explotar hasta extremos insospechados, y que sin duda pasa a completar ese paisaje navarro que en los últimos años está adquiriendo un gran papel protagonista en el género, demostrando que hay regiones que parecen estar predestinadas para acoger cierto tipo de tramas.
El último tercio de la novela adquiere un ritmo y una tensión a los que es difícil resistirse, y el lector ser verá abocado a seguir leyendo sin desmayo para saber qué destino les aguarda, especialmente, a los dos pequeños hijos de Raquel Gimeno. Una novela de muchos quilates.
https://punica.es/te-vere-esta-noche-resena/?fbclid=IwAR2CCou7-nvpM1_RB-vPSGTuC7HBzdffIY4s_8fPIxVFTemWDdRfDjKTH9Y