lunes, 29 de abril de 2019

EL ABRAZO DEL MONSTRUO - FÉLIX J. PALMA

Reseña: EL ABRAZO DEL MONSTRUO de Félix J. Palma por Antonio Parra

Título
El abrazo del Monstruo.
 Datos publicación
Editorial Destino. Barcelona 2019. 732 págs.
 Autor
Félix J. Palma (Sanlúcar de Barrameda, 1968) es escritor, profesor de escritura creativa y coaching literario. Como novelista ha publicado La Hormiga que quiso ser Astronauta (2001) y Las corrientes oceánicas (Premio de novela Luis Berenguer, 2005). Pero su consagración como narrador se la debe a su Trilogía Victoriana, que se ha publicado en más de 25 países, ha obtenido numerosos galardones y ha aparecido en la lista de best sellers del New York Times. Está formada por las novelas El mapa del tiempo (XL Premio Ateneo de Sevilla, 2008), El mapa del cielo (2012) y El mapa del caos (2014).
 Sinopsis de la obra
 Diego Arce es un reconocido escritor de novelas de misterio que no atraviesa su mejor momento. Desde la publicación de su primera novela, que lo catapultó a la fama, no ha conseguido reproducir el mismo logro y, después de muchas presiones y de otros tantos fracasos literarios, accede a los ruegos de su editor para resucitar en una nueva entrega al personaje al que debe su éxito: un psicópata apodado «el Monstruo» que secuestraba a niñas en la Barcelona modernista.
Pero una noche, mientras Diego y su mujer asisten a una fiesta, alguien decide llevar la ficción a la realidad y revivir al Monstruo secuestrando a la hija de Diego, Ariadna, de siete años, y en un juego macabro, proponer a Diego tres pruebas que deberá superar en directo a través de internet, si quiere recuperar a su hija. Comienza así una terrible carrera en doble dirección para descubrir quién está detrás del secuestro. Al mismo tiempo que debe demostrar al mundo hasta dónde es capaz de llegar para salvar a su hija, Diego también tendrá que reconstruir su vida, con la ayuda de su mujer y del inspector Gerard Rocamora, para descubrir en su pasado quién puede desearle tanto mal.
Una historia sobre los terrores y fantasmas de la infancia y cómo se proyectan hasta el hombre adulto. Una historia de superación, de amor y de enfrentamiento a nuestros miedos más profundos.
 
Reseña
El mal
            Siempre se da por sentado que la presencia del mal ha de ser necesaria en cualquier novela negra, puesto que parte de su argumento consiste en la lucha contra él, en el restablecimiento de un orden vulnerado, y se acepta como tópico en el desarrollo habitual de cualquier trama. Claro que la cosa cambia mucho cuando un autor, o sus personajes, se ponen a bucear en las raíces de ese mal, entrando a buscar sus causas, lo que le mantiene vivo, e incluso lo que hace que para algunas existencias sea el motor principal.
            Félix J. Palma da en esta novela un curso completo de cómo convivir con el mal, el miedo, el terror, la venganza, el odio, la psicosis, los sueños, lo sobrenatural, la naturaleza humana y unos cuantos temas más que golpean al lector con la contundencia de una maza moral de más de setecientas páginas. Y es que por todos estos estadios ha de transitar su protagonista, el escritor Diego Arce, cuando ve que el argumento de su más afamada novela se vuelve en su contra, zarandeando su vida hasta límites verdaderamente insoportables.
            La prosa del autor gaditano no es ninguna novedad, los aficionados a la buena literatura ya lo disfrutamos con creces en su famosa Trilogía Victoriana (El mapa del tiempo, El mapa del cielo, El mapa del caos), pero ahora nos ha conmovido con una trama mucho más que negra, en la que el secuestro de la pequeña Ariadna se convierte en el pistoletazo de salida para mostrarnos al desnudo las existencias de varios personajes, el propio Arce, Laura, su mujer, y el inspector Rocamora, los tres lados del triángulo, que van a padecer en sus carnes un secuestro que cambiará sus vidas para siempre.
            Quien esté buscando únicamente una trama policial se va a llevar más de una sorpresa, porque además de las técnicas profesionales, las pesquisas policiales y los juegos de sospechas, estas páginas destilan inquietudes humanas, secretos que cada uno guardamos en lo más profundo de nuestras conciencias, maniobras de supervivencia, relaciones sociales, maritales, familiares… Es decir, Félix J. Palma demuestra hasta dónde puede llegar la novela negra no sólo como pintura sociológica, sino también como lienzo humano y psicológico.
            Y por si fuera poco, se descuelga también con unas brillantes páginas metaliterarias que nos recuerdan a sus obras victorianas, unas páginas que el lector debe conocer de la novela que en su día escribiera Diego Arce, y que ahora el Monstruo actual anda reproduciendo, para terror de unos y de otros. Pero incluso con todo ello no terminan los valores de esta obra, porque hay una reflexión también muy demoledora, al hilo de los retos que debe cumplir Arce para tratar de resolver el secuestro, y tiene que ver con Internet, con las redes sociales, con la televisión, con el nivel de exposición que cualquiera puede tolerar, y lo que es aún peor, con los pocos escrúpulos que muestra el público a la hora de contemplar, y hasta alimentar, el mal como entretenimiento.
            No es fácil librarse del abrazo del Monstruo porque cada uno tenemos el nuestro, y hay que atesorar mucho valor para enfrentarse a él, Félix J. Palma nos propone ese combate, y se lo propone a Diego Arce. Como lectores sólo nos queda sentarnos y disfrutar de una lectura magnética.

viernes, 19 de abril de 2019

LOS MIÉRCOLES SALVAJES - SUSANA HERNÁNDEZ

Reseña: LOS MIÉRCOLES SALVAJES de Susana Hernández por Antonio Parra


Título
Los miércoles salvajes
 Datos publicación
Editorial Milenio. Lleida 2019. 212 págs.
Autora
 Susana Hernández (Barcelona) ha estudiado Imagen y Sonido, Integración Social, Investigación Privada y Psicología. Ha colaborado en diversos medios de comunicación ejerciendo como crítica musical, redactora de deportes, y locutora de radio. Ha publicado las novelas: La casa roja, La puta que leía a Jack Kerouac, Curvas peligrosas, Contra las cuerdas, Cuentas pendientes (ganadora del premio a la mejor novela negra en el Festival Cubelles Noir 2016), Males decisions (Premio Cubelles Noir a la mejor novela negra en catalán 2018) y La reina del punk. Ha participado en las antologías: Elles també maten, Fundido en negro, Diez negritos, nuevas voces del género negro, Obscena, Lecciones de asesinos expertos, Hnegra y Barcelona, viatge a la perifèria criminal. Es autora de diversas piezas de teatro breve. En su haber cuenta con diversos premios de relato, novela y poesía. Imparte talleres literarios desde 2011.
 Sinopsis de la obra
             Samanta y Hugo, amigos desde la infancia en las duras calles de Ciudad Meridiana, en el extrarradio barcelonés, trabajan juntos en la empresa de seguridad propiedad de Hugo. Sam necesita dinero, mucho más dinero del que gana como escolta privada, para procurarle un tratamiento a su novio que padece una grave lesión medular desde hace doce años. Su amigo y jefe le propone un trabajo ilegal y muy bien pagado que los arrastrará a ambos al oscuro mundo del tráfico de medicamentos en un espiral de violencia y traiciones.Los miércoles salvajes nos lleva desde las chabolas de Accra, en Ghana, donde Sirhan y Lewa luchan por conseguir medicinas que traten la diabetes tipo 1 que aqueja a su madre, a los entresijos del tráfico ilegal de medicinas comandado por María y Joao, dos hermanos portugueses, y al frío y hermético universo de la industria farmacéutica. 
Reseña
Curar o matar
            Traficar con medicinas es un reverso de la moneda que hasta ahora no habíamos visto mucho en el género negro español, y Susana Hernández, una autora que ha sido valiente desde sus inicios, ha logrado perfilar una trama que gira en torno a una posible cura para el alzhéimer, un medicamento revolucionario por el que van a pujar todos, los legales y los que no lo son, y alrededor del cual irá girando esta vertiginosa novela. Un texto que se nos presenta como si fueran las pistas de un cedé, con su correspondiente música, con las canciones que pueden conmovernos pero también empujarnos a actuar. Una novela con una prosa rápida y certera, con la que además de la trama vamos entendiendo las motivaciones de cada personaje, en una carrera que caminará a toda velocidad hacia un final inevitable.
            En el plano humano, la autora barcelonesa ha perfilado a tres mujeres de enorme potencial, cada una en lo suyo, Samanta, verdadero eje de la novela, que busca el golpe de fortuna que reconduzca su vida, María la Coja, portuguesa fría como un témpano que maneja el mercado negro sin titubeos, y Lewa, que en la lejana Accra intentará conseguir que su madre sobreviva, a pesar de tener que obtener medicinas de estraperlo. No están solas, con cada una de ellas hay una o dos figuras masculinas, Hugo y Asier con Samanta, Joao, hermano de la Coja y aspirante a padrino del clan, y el joven e impetuoso Sirhan, que trata de abrirse camino en Ghana a golpe de puño boxístico.
            Pero volviendo a Samanta, hace falta tener muy buenos mimbres para aceptar el trabajo de Hugo, para no dejarse cegar por los sentimientos, para saber qué hacer en cada momento, para no cejar en la lucha, para no sucumbir a la tentación de esos miércoles salvajes que el lector debe ir descubriendo. Susana Hernández carga en sus hombros casi todo el peso de la novela y ella no sólo aguanta, sino que aprieta los dientes y sigue luchando.
            No hay un horizonte claro al final de esta novela, hay cruces de caminos, guerras, odios antiguos y ajustes de cuentas, pero también hay un mensaje que no debe caer en saco roto y que afecta a los grandes emporios farmacéuticos y a sus líneas de negocio en países desfavorecidos, conviene que el lector recuerde en todo momento de qué lado deberíamos estar.

LA RED PÚRPURA - CARMEN MOLA

La red púrpura, de Carmen Mola

A. Parra

Sinopsis:

            Un día tórrido de verano la inspectora Elena Blanco, al frente de la Brigada de Análisis de Casos, irrumpe en la vivienda de una familia de clase media y llega hasta la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de su ordenador se confirma lo que temían: el chico está viendo una sesión snuff en directo en la que dos encapuchados torturan a una chica. Impotentes, presencian cómo el sádico espectáculo continúa hasta la muerte de la víctima de la que, de momento, no conocen el nombre. ¿Cuántas antes que ella habrán caído en manos de la Red Púrpura?

             La BAC ha estado investigando a esta siniestra organización desde que salió a relucir en el caso de «la novia gitana». Durante meses ha recopilado información de este grupo que trafica con vídeos de violencia extrema en la Deep Web, la cara oculta de la Red. Y a lo largo de todo este tiempo, Elena Blanco ha mantenido en secreto, incluso para su compañero el subinspector Zárate, su mayor descubrimiento y temor: que la desaparición de su hijo Lucas cuando no era más que un niño pueda estar relacionada con esa trama macabra. ¿Dónde está? ¿Quién es realmente ahora? ¿Y cuáles son los límites que está dispuesta a transgredir para llegar a la verdad?


Reseña:

Los tentáculos del mal

            Regresa Elena Blanco y lo hace a lo grande, la inspectora creada por Carmen Mola que tanto cautivó a los lectores en La novia gitana vuelve ahora con una trama cuyo prólogo ya se nos sirvió al final de dicha entrega, y que pone al descubierto un submundo presente únicamente en la red profunda de Internet (Deep Web), en las cibercloacas donde reina la impunidad y se hace negocio casi con cualquier cosa.

            La inspectora se topa con macabras competiciones, muertes en directo, apuestas a la muerte, y el lector percibe todo ello en un comienzo absolutamente estremecedor, magníficamente perfilado por la autora, hasta el punto de que hay momentos en los que hemos de cerrar la novela y tomar aire ante los acontecimientos que se nos acaban de describir.

            El universo de la Brigada de Análisis de Casos sigue ahí, para alegría de los fieles: Zárate, Chesca, Orduño, Mariajo y Buendía (Rentero aparece algo menos en esta entrega) están una vez más al pie del cañón, pero la tormenta que bulle en el pecho de la inspectora está a punto de llevarse a más de uno de ellos por delante. El hijo desaparecido y la posibilidad de que no esté muerto, junto a los secretos que ella se empeñará en guardar, la van minando, van royendo su resistencia ante un casco que tiene trazas de superarla.
            Todo está por encontrarse, los tentáculos del mal llegan hasta muy arriba, hay víctimas colaterales, y hay que tener una voluntad férrea para seguir adelante, incluso aunque haya que meterse en la boca del lobo más oscuro. Carmen Mola se mantiene fiel a sus personajes, que van cambiando, sí, pero que se mueven narrativamente con la misma fuerza de la que ya hicieran gala en la entrega anterior. No sabemos si hay secretos para el éxito, pero ella ha dado con un estilo y una manera de encadenar situaciones que atrapan irremisiblemente a los lectores.


 La autora:

Carmen Mola (Madrid, 1973) es un seudónimo. Vive en Madrid, con su marido y sus tres hijos, y es profesora de universidad. La novia gitana fue su primera novela y ahora recupera a la inspectora Elena Blanco en La red púrpura.


martes, 16 de abril de 2019

LA MECEDORA - ANNA HERNÁNDEZ

Reseña de LA MECEDORA por Antonio Parra


Título
La mecedora.
  Datos publicación
Editorial Versátil. Barcelona 2019. 352 págs.
Autora
 Anna Hernández (Cartagena, 1970) es licenciada en Periodismo por la UAB. Este es su debut literario, pero Anna lleva contando historias de alto impacto en radio y televisión desde hace más de veinticinco años. Ha dirigido Cataluña sin barreras, en Onda Cero, presentado el espacio Mundo social, del programa Herrera en la Onda, y Para que veas, en RNE-Radio 5. Desde hace cinco temporadas recorre el país como reportera de España Directo, de La 1 de TVE, donde elabora reportajes sociales sobre historias de superación.
Poniendo su bagaje periodístico al servicio de la ficción, Anna Hernández ha establecido una extensa red de fuentes de información en España, Suecia y Ucrania, que, junto a sus continuos viajes, la han llevado a construir unos personajes que atrapan por su realismo. Mykola Solonenko, Elena Rius y Nils Åkerman la han convertido en escritora. Ahora ella los presenta al mundo en La mecedora.

 Sinopsis de la obra
             Un asesino invisible. Dos policías. Un angustioso triángulo del que no pueden escapar. La cuenta atrás empieza con un secuestro. La tragedia se esconde en una casa perdida en los bosques suecos de Kalvträsk… La vida de Nils Åkerman, inspector de policía en Östersund, Suecia, queda en suspenso el día que desaparece su hijo Axel, de tres años. El pequeño estaba a cargo de Elena Rius, una inspectora de policía española, amiga de la familia, que pasaba sus vacaciones con ellos. Mykola Solonenko no sabe quién es, pero debe raptarla para llevarse al niño.
            Nils arrastra un oscuro pasado vinculado al sexo, al alcohol y a una pistola ilegal. Elena lleva nadando a contracorriente desde que era una niña, en el seno de una familia que lo que menos esperaba de ella es que se hiciera policía nacional. Mykola no ha podido superar el horror de ver como su mundo se desintegraba tras la explosión de Chernóbil, y eso le ha convertido en una persona de mil caras.
            Una compleja investigación policial a escala internacional no será suficiente para desenmascararlo. Una sola mujer encadenada a un pilar, sí. Una novela llena de acción que precipita al lector al abismo de las contradicciones y de las emociones desbocadas. Tan hipnótica como el balanceo de una mecedora…
 Reseña
Almas negras
             “Lo que no sabes te salvará”, reza el título de la serie que inaugura esta novela, con la que la periodista cartagenera Anna Hernández hace su debut en el género negro. Un estreno que ha llegado con la fuerza de una catarata de emociones, porque de eso se hablan en una trama que, además de lo puramente policial, ahonda en los más profundos rincones del alma humana, allí donde se guardan los remordimientos, los miedos y las cuentas pendientes.
            Elena Rius es una policía española que desafió a su familia, altos burgueses catalanes, con tal de entrar en el cuerpo. NIls Akerman es un oscuro policía sueco que arrastra asuntos capaces de demoler a quien se acerque a él. Mykola Solonenko creció, a pesar de todo, entre la desgracia de Chernóbil, y lleva toda su vida arrastrando secuelas mucho más persistentes que la radiactividad.
            Suecia, España, Ucrania, tres escenarios por los que Anna Hernández se ha movido hasta dar con la construcción perfecta para una trama oscura, que inquieta al lector en muchas de sus páginas, no sólo por el secuestro del pequeño Axel, sino por todo lo que ese acontecimiento desencadena, tanto en Suecia como aquí, y porque nos permite conocer el pasado de los tres personajes pero también algo mucho más profundo: las debilidades que cada uno de ellos lleva consigo.
            Hay quien podrá ver en esta novela influencias de la narrativa nórdica negra, tal vez haya, pero hay también una conjunción de caracteres, en la que lo español tiene su peso, un peso que no es precisamente liviano. Lo que no va a dejar indiferente al lector es la capacidad de la autora para perfilar ambientes, para desnudar sentimientos, para hacerle dudar de dónde están los límites entre el bien y el mal, y sobre todo para dejarle con ganas de un nuevo episodio.

sábado, 13 de abril de 2019

LOS REINOS DE OTRORA - MANUEL MOYANO


ESCRIBIR DELEITANDO

Dicen que la esencia fundamental de los cuentos, en sus inicios, era puramente didáctica, o la enseñanza divertida, si seguimos la filosofía de la Edad Media. Hoy, muchos siglos después, un autor experimentado en el género, un juglar con muchos kilómetros literarios en las alforjas y muchas lecturas en los zapatos, es capaz de alumbrar una docena de relatos deliciosos en los que reproduce esa atmósfera medieval, y con los que nos deleita durante su lectura.

Y ese autor se llama Manuel Moyano, novelista, ensayista, articulista, cuentista, observador impenitente de la realidad y magnífico conversador. Acaso todo ello sea necesario a la hora de sentarse e imaginar unos relatos ortodoxos según el canon de aquellos tiempos, a saber, con un joven que recibe su aprendizaje de un tío suyo que le rescata del hospicio, con una serie de viajes a nuevos y distantes reinos, mostrándole al muchacho hasta qué punto el mundo es ancho y también ajeno, y además con unas situaciones, unos planteamientos de problema-enigma, cuyas soluciones encierran la correspondiente carga didáctica.

Grandes temas humanos, desde la memoria del pasado al amor a veces no correspondido y otras veces sustituido al más puro estilo del Arcipreste de Hita, reinos en los que el forastero es mirado con desdén, y por encima de ellos, las andanzas de un trastornado caballero, llamado Alamor, cuya vida seduce tanto a un árabe de nombre Cide Hamete Ben Engeli como para lanzarse a ponerla negro sobre blanco.

Una delicia de libro, sosegado y muy bien escrito, manejando la lengua con decoro medieval, y además ensalzado con las magníficas ilustraciones de Jesús Montoia. Todos son motivos para atraernos hacia la lectura con una calma de la que parece que todo el mundo prescinde en estos tiempos, y más nos valdría sentarnos junto a un buen fuego a disfrutar de estas hermosas, divertidas y edificantes historias.

‘LOS REINOS DE OTRORA’
Manuel Moyano. 
Editorial Pez de Plata. Oviedo 2019.
128 páginas. 15’90 euros.

(LA VERDAD, "ABABOL", 13/04/2019)

LEMMINGS - JORDI DAUSÀ (2)


(LA VERDAD, "ABABOL", 13/04/2019)

viernes, 12 de abril de 2019

ELENA BLANCO Y CARMEN MOLA

Los casos de la inspectora Elena Blanco

Títulos: La novia gitana; La red púrpura
Autora: Carmen Mola
Editorial: Alfaguara
Año: 2018 y 2019
Género: novela negra
Calificación: 

Sinopsis de La novia gitana

Susana Macaya, de padre gitano pero educada como paya, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. El cadáver es encontrado dos días después en la Quinta de Vista Alegre del madrileño barrio de Carabanchel.
Podría tratarse de un asesinato más, si no fuera por el hecho de que la víctima ha sido torturada siguiendo un ritual insólito y atroz, y de que su hermana Lara sufrió idéntica suerte siete años atrás, también en vísperas de su boda. El asesino de Lara cumple condena desde entonces, por lo que solo caben dos posibilidades: o alguien ha imitado sus métodos para matar a la hermana pequeña, o hay un inocente encarcelado.
Por eso el comisario Rentero ha decidido apartar a Zárate del caso y encargárselo a la veterana Blanco, una mujer peculiar y solitaria, amante de la grappa, el karaoke, los coches de coleccionista y las relaciones sexuales en todoterrenos. Una policía vulnerable, que se mantiene en el cuerpo para no olvidar que en su vida existe un caso pendiente, que no ha podido cerrar.
Investigar a una persona implica conocerla, descubrir sus secretos y contradicciones, su historia. En el caso de Lara y Susana, Elena Blanco debe asomarse a la vida de unos gitanos que han renunciado a sus costumbres para integrarse en la sociedad y a la de otros que no se lo perdonan, y levantar cada velo para descubrir quién pudo vengarse con tanta saña de ambas novias gitanas.

Sinopsis de La red púrpura

Un día tórrido de verano la inspectora Elena Blanco, al frente de la Brigada de Análisis de Casos, irrumpe en la vivienda de una familia de clase media y llega hasta la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de su ordenador se confirma lo que temían: el chico está viendo una sesión snuff en directo en la que dos encapuchados torturan a una chica. Impotentes, presencian cómo el sádico espectáculo continúa hasta la muerte de la víctima de la que, de momento, no conocen el nombre. ¿Cuántas antes que ella habrán caído en manos de la Red Púrpura?
La BAC ha estado investigando a esta siniestra organización desde que salió a relucir en el caso de «la novia gitana». Durante meses ha recopilado información de este grupo que trafica con vídeos de violencia extrema en la Deep Web, la cara oculta de la Red. Y a lo largo de todo este tiempo, Elena Blanco ha mantenido en secreto, incluso para su compañero el subinspector Zárate, su mayor descubrimiento y temor: que la desaparición de su hijo Lucas cuando no era más que un niño pueda estar relacionada con esa trama macabra. ¿Dónde está? ¿Quién es realmente ahora? ¿Y cuáles son los límites que está dispuesta a transgredir para llegar a la verdad?

Reseñando a la inspectora Elena Blanco

La aparición de un nuevo personaje en el ámbito de la novela negra siempre es motivo de alegría, también de incertidumbre, porque en esos momentos el lector no sabe bien lo que dicho personaje le va a deparar. Por otro lado, si a ese extremo se le une el de un nuevo nombre responsable, esa incertidumbre se duplica. Han pasado ya unos cuantos meses desde que Carmen Mola irrumpiera en el género con su Elena Blanco de la mano, y ahora que acaba de aparecer la segunda entrega de la serie, ya podemos hacer balance.
Ese balance surge no solo por el hecho de que La red púrpura haya visto la luz, ni siquiera por la magnífica aceptación que tuvo La novia gitana, el balance debe hacerse, en mi opinión, en virtud de cuestiones puramente literarias.
Y en ese sentido las sensaciones han sido muy buenas, incluso podemos decir que tremendamente esclavizantes, a juzgar por cómo se leen ambas novelas. A saber, tenemos un carácter fuerte en una mujer dura como es Elena Blanco, baqueteada por un acontecimiento demoledor del que intenta recuperarse, y que está al mando de un grupo policial muy característico, la Brigada de Análisis de Casos, una especie de cuerpo de élite dentro de la Policía Nacional.
Estamos, por tanto, ante una mujer al mando que tiene las cosas y los procedimientos de su trabajo bastante claros, que es autónoma e independiente, que tiene sus aficiones, musicales, etílicas e incluso sexuales, y que es capaz de batirse el cobre con cualquiera.
No Es Cuestión De Felicitarse Únicamente Porque Sea Una Mujer Protagonista Más, En Un Género Que Hasta No Hace Mucho Las Veía Como Víctimas O Seres Fatales Que Provocaban Crímenes.
Es cuestión de felicitarse porque es un personaje redondo, como deben ser los buenos personajes literarios, y porque junto a ella Carmen Mola ha colocado a un elenco de personajes que no hacen más que enriquecer el paisaje. Zárate, Chesca, Orduño, Mariajo (una hacker sesentona que se gana al lector ya con su primera intervención), Buendía, e incluso el propio Rentero, superior empeñado en quedar bien con todo el mundo y salvar su culo a toda costa para seguir medrando.
Camen Mola ha logrado fabricar un ambiente policial en el que el lector entra con gran facilidad, y lo ha hecho porque además trabaja con un ritmo narrativo vivo, no frenético pero sin respiro alguno, dosificando las acciones pero sin permitirse inservibles digresiones, vamos, que está muy cerca de lo que a veces se ha considerado en el género la fórmula mágica para llegar a los lectores.
Por si eso no fuera suficiente, la trama de ambas novelas es completamente adictiva: las dos hermanas gitanas muertas de la misma forma, los asesinos imitadores, la lucha de un padre por mantener sus tradiciones o ceder ante el mundo de los payos, una organización que tortura jóvenes en directo, la red profunda de internet, los tentáculos del poder, las lealtades policiales… Todo va armando una doble trama que enlaza una novela con la otra, mientras revolotea sobre el pasado de Elena Blanco y la desaparición de su hijo Lucas.
Hay un punto de no retorno en estas obras, un punto en el que el lector ya no puede dejar de leer, porque se ha rendido a la prosa de Carmen Mola, a la dureza de algunas escenas, a los caracteres de la mayoría de los personajes que acompañan a Elena.
Lo Bueno Es Que Esa Adicción Se Mantiene Hasta El Final, Incluso Dejándonos Con Ganas De Más, De Volver A Seguir Los Pasos De Elena Blanco Y Su Equipo En Cuanto Nos Sea Posible.

 https://www.elquintolibro.es/2019/04/elena-blanco-la-inspectora-de-la-autora-carmen-mola/?fbclid=IwAR0fOdT0wLEuHf60Q0yOGaqkLevEUUDdYpjerClNNwj0xKwexIXUBbDfZPs

MÚSICAS NEGRAS - VARIOS AUTORES

Reseña: MÚSICAS NEGRAS (varios autores) por Antonio Parra Sanz

Título
Músicas negras
  Datos publicación
Editorial Siruela. Madrid 2019. 270 pg.
 Autores
Juan Aparicio Belmonte, Ignacio del Valle, Vanessa Monfort, Wendy Guerra, Ernesto Mallo, Liliana Escliar, Élmer Mendoza, Mercedes Rosende, John Connolly, Marçal Aquino, Alfonso Mateo-Sagasta.
 Datos del editor
Ernesto Mallo (La Plata, 1948), guionista, dramaturgo y periodista independiente argentino. Ganó entre otros, el Premio Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón (2007). Ha publicado, además de las novelas de la serie del comisario Lascano, El relicario y Me verás caer, y más de diez obras de teatro. Sus novelas han sido traducidas a doce idiomas. 
Sinopsis de la obra
            Once relatos, once ritmos, una sola melodía: la de la mejor literatura negro-criminal. Una celebración del ritmo y la literatura negro-criminal, una original antología que reúne a los grandes autores del género con los más variados estilos musicales.
«Sabido es que los escritores suelen ser muy afectos a la música. Nietzsche dijo que sin la música la vida sería un error. Víctor Hugo sostenía que la música expresa lo que no puede decirse con palabras y que no puede permanecer en silencio. Julio Cortázar decía: “El jazz tuvo gran influencia en mí, el fluir de la invención permanente me pareció una lección para la escritura, para darle libertad y no repetir partituras”. Y, finalmente, Platón, estaba convencido de que “la música le da alma al universo, alas a la mente, vuelo a la imaginación y vida a todas las cosas”. De la unión de estas dos artes, la más efímera y la más perdurable surge esta antología, una celebración de esta historia de amor entre la música y la letra. Convocamos a diez autores, españoles y americanos, más un irlandés, que sienten esa conexión eléctrica con la música, a quienes se les propuso que escribieran un texto, de algún modo relacionado con la música, con un tema en particular, con un ritmo, con una melodía. El resultado es este conjunto de cuentos excelentes». ERNESTO MALLO. 
Reseña
Notas negras
            Parece que en los últimos tiempos se han puesto de moda los volúmenes de relatos negros, como si el género estuviera echando sus redes en otros ámbitos, justificando así su éxito tanto en las distancias largas como en las cortas. Ahora ha sido Ernesto Mallo, que algo sabe de esto de las tramas negras, quien coordina en la Editorial Siruela a otros diez autores que nos prestan una historia oscura, pero acompañada de una peculiar melodía, de ahí el título del libro.
            Marçal Aquino, Juan Aparicio Belmonte, John Connolly, Ignacio del Valle, Liliana Escliar, Wendy Guerra, Alfonso Mateo-Sagasta, Élmer Mendoza, Vanessa Monfort, Mercedes Rosende y el propio Mallo nos regalan un puñado de tramas a cada cual más variopinta, porque encontramos sones cubanos imantados hacia el fuego como la conga, pero también presencias sobrenaturales, tan habituales en la narrativa de Connolly, e incluso historias que transcurren en Oriente, allí donde ha florecido en los últimos tiempos una Nueva York diferente, más adorada y colorida. No hay tiempo, pues, para aburrirse, la extensión de cada relato es la justa y en todos ellos hallamos motivos para sorprendernos, como la actitud de ese guerrero ecuatoriano metido a jardinero en un mundo occidental en el que no sabe bien cómo sobrevivir y que termina por empujarle al crimen.
            Hay también sacerdotes con vocación de justicieros, secuestros de cantantes famosos en un México en el que también cabe la chapuza criminal, celadores de cementerios conocedores de oscuros secretos, muertes que se fingen para escapar del maltrato y que acaso terminen peor de lo que se presumía en el punto de partida, profesoras turbias capaces de sembrar la más sigilosa de las inquietudes, tráficos extraños y contiendas sin límites, y hasta saltos en el tiempo a la búsqueda y robo de un preciado libro.
            Pequeños bocados negros que colmarán los paladares más exigentes.

CANCAN - JON LAUKO


(LA VERDAD, "ABABOL", 6/4/2019)

miércoles, 3 de abril de 2019

EL DEMONIO ESCONDIDO - JOSÉ ANTONIO JIMÉNEZ BARBERO


El demonio escondido, de José A. Jiménez Barbero

Sinopsis:


El aparente suicidio de un adolescente problemático. Una presencia malvada, hambrienta, acechando entre los centenarios muros de un estricto colegio religioso. Una conspiración de silencio. Y el miedo, siempre el miedo, que se palpa, que se huele…

            Augusto Salas, veterano inspector de policía de carácter huraño y solitario, deberá colaborar esta vez con Carmen Reverte, joven y tenaz oficial experta en psicología infantil, a fin de desentrañar los secretos que alberga el siniestro edificio y poner fin a su maldición antes de que se cobre más víctimas.  Pero a medida que avanzan en su investigación, descubrirán que la verdad que se esconde en el interior del colegio es mucho más siniestra de lo que imaginaban y que el Mal puede presentarse bajo las formas más perversas y crueles.
 
Reseña:

EL MAL NUNCA DESCANSA

            Dicen que la mayor virtud del Diablo fue convencer al mundo de que no existía, para así poder campar a sus anchas entre nosotros, acaso José Antonio  Jiménez-Barbero sepa más del asunto de lo que nos hace creer, no en vano construye una novela en la que el mal acecha por todas partes, incluso hasta ser capaz de provocar la muerte de un joven que se arroja al vacío desde la azotea de un prestigioso, y religioso también, colegio murciano.

            Y cuando ya tenemos una muerte, el autor da entrada a dos personajes de profundo calado, el inspector Augusto Salas, un viejo caimán del cuerpo que las ha visto de todos los colores, y la joven oficial Carmen Reverte, experta en psicología infantil y con algunas sombras por equipaje. A ellos les toca investigar la muerte del joven, y adentrarse en un mundo lleno de aristas, el de la educación en un colegio de curas. El panorama ya es lo bastante atrayente como para que el lector acepte el desafío.

           Todo va fluyendo, comenzando por la relación humana entre Salas y Reverte, lejos de los estereotipos de otras novelas o películas del género, en los que a veces es muy fácil caer, el autor, que sabe también lo suyo del comportamiento humano, nos deja transitar por las conversaciones, personales y profesionales, y casi nos pide que acompañemos a la pareja investigadora en cada una de sus visitas.

           Sorprende, por tanto, la naturalidad de todo lo que se va narrando, la fluidez con la que se cuentan los hechos y la manera en que, poco a poco, tal y como debe ser, se desbrozan los enigmas que provocaron la muerte del joven, los mismos que el mal utilizaba para hacer más palpables sus asechanzas. Estamos, por tanto, ante una buena lectura, sin engaños ni fuegos de artificio, a ratos incluso ante una prosa delicada, que demuestra que la novela negra también puede enfocarse desde la tranquilidad y el sosiego. Una buena experiencia que mereció el Premio Palin de Novela 2018.


 El autor:

JOSÉ ANTONIO JIMÉNEZ-BARBERO nació en Barcelona en 1975, aunque actualmente reside en Murcia. Tras varios años como agente de policía, y después, enfermero especialista en salud mental, actualmente ejerce como profesor en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Murcia. Obtuvo el doctorado en 2013 con una tesis sobre la violencia escolar y los problemas de conducta en adolescentes, y dirige varias líneas de investigación sobre el tema.

Basadas en la amplia experiencia profesional y académica atesorada a lo largo de esos años, sus obras de ficción abordan la psicología infantil y juvenil desde una visión cruda y realista de su problemática: El niño que no quiso llorar (2015), Confesiones de un psicópata adolescente (2016), El rostro de la locura (2016) y Los viajes de Ariadna (2017). También ha realizado incursiones en el mundo del humor autobiográfico: Desventuras de un padre novato (2017), y el terror: Cuentos Oscuros (2015).


CARVALHO, PROBLEMAS DE IDENTIDAD - CARLOS ZANÓN

0

Reseña: “CARVALHO – Problemas de identidad” de Carlos Zanón por Antonio Parra

Título
Carvalho. Problemas de identidad.
 Datos publicación
Editorial Planeta. Barcelona 2019. 350 págs.

  Datos del autor
Carlos Zanón (Barcelona, 1966) es autor de los libros de poemas El sabor de tu boca borrachaIlusiones y sueños de 10.000 maletas, En el parque de los ososAlgunas maneras de olvidar a Gengis Khan, la antología Yo vivía aquí (1989-2012) y Banco de sangre. En el ámbito narrativo es autor de las novelas Nadie ama a un hombre bueno, Tarde, mal y nunca, No llames a casa, Yo fui Johnny ThundersTaxi, y del libro de relatos Marley estaba muerto.
Su narrativa ha sido traducida y publicada en Estados Unidos, Alemania, Francia, Holanda e Italia. Colabora como articulista, crítico musical o literario con periódicos, revistas y suplementos culturales.
  
Sinopsis de la obra
            Sin saber bien cómo ni por qué, Carvalho anda desgarrado entre Barcelona y Madrid. En Barcelona le quedan los restos de su tribu y el despacho en el que sigue trabajando. En Madrid anda perdido en el laberinto de una mujer casada con un prohombre de la política nacional, y que le ha desestabilizado más de lo que consiguió nadie antes. Quizá se está haciendo viejo o le asaltan —como al propio país— problemas de identidad a todos los niveles: ¿quién eres, Carvalho?, ¿qué quieres?, ¿qué buscas? Estamos en 2017 y las placas tectónicas de la sociedad parecen moverse de un modo inédito. Los problemas de siempre, la desaparición de una prostituta o una vieja amiga que acude en busca de ayuda por un sangriento crimen familiar. En lo personal, la complicidad con Biscúter pasa por horas bajas, y su salud no es la mejor noticia del momento. Y sigue odiando la música moderna y quemando libros.

Reseña
Homenaje
            Largo era el empeño que le cayó en suerte, o que aceptó Carlos Zanón, de esos que dan puro vértigo por la enjundia del personaje, y desde que se anunció, la expectación ha ido creciendo entre los fieles al género. Al fin se desveló el misterio y hay que ser justos con el resultado, porque Zanón no ha “resucitado” a Carvalho, sino que ha elegido el camino de ponernos delante a un detective nuevo, a un hombre no tan nuevo, más bien un tanto viejo y cansado, que de vez en cuando habla del otro, e incluso de El Escritor, como un reconocimiento hacia un Vázquez Montalbán al que conoció y que le tomó a él como modelo para crear a su personaje.
            Un salto hacia adelante y sin red, pero con redaños narrativos, que le ha salido bien a Zanón, porque este Carvalho es mucho de Zanón, aunque sobrevivan en el sustrato también muchos de los guiños del que conocimos, algunas recetas, Biscúter y un par o tres de personajes más, cuatro si incluimos a Charo, solo nombrada aquí como si de una particular Dulcinea de chabola se tratase. Eso sí, la trama ha cuajado, porque a los amores de este crepuscular Carvalho por la pareja de un asesor político de ringorrango de Madrid hay que sumarle también la muerte de una anciana y su nieta, y la desaparición de algunas prostitutas en las colinas de Montjuich, allí donde la vida vale menos a medida que ahora se escalan las faldas de la montaña.
            Pasa el tiempo, eso sí, Carvalho se debilita, tiene ayudantes, errores tecnológicos, zarandeos entre Madrid y Barcelona, falsas promesas, la fugaz aparición de Juliette Binoche, Biscúter en MasterChef, libros quemados, sexo pero menos, crítica social pero menos, nihilismo pero más, mucho más, y una ciudad que Zanón conoce muy bien y en la que sabido moverse con soltura, ayudado por Pepe pero también por otra media docena de homenajes literarios. El reto ahora está en saber si volverá y cómo lo hará.