jueves, 8 de enero de 2009

LA LINTERNA MÁGICA - AMANECE, QUE NO ES POCO


AMANECE, QUE NO ES POCO


             Ni hombres que salen de los bancales, ni borrachos que se desdoblan, ni beneméritos que le disparan al sol, ni ninguna otra de las magníficas y disparatadas ocurrencias que José Luis cuerda colocara en la Sierra del Segura en una de las mejores cintas españolas de los últimos tiempos. Por desgracia, nada tan saludable ocurre por el mundo, aunque sí mucho más surrealista, como la estrategia de la CIA de recompensar con Viagra a los jefecillos afganos para que colaboren más contentos que unas pascuas y de paso se vayan relamiendo las no sé cuántas vírgenes que les aguardan en su paraíso, y dicen que se las dan para que refuercen su… autoridad, que luego vuelven radiantes y ya no ponen pegas, a ver si aprenden nuestros servicios secretos.

 

Eso por si alguien todavía piensa que la realidad no supera a la ficción, si aún hay dudas, hay más ejemplos, como la guerra publicitaria que se ha desatado entre ateos y creyentes, que los ingleses toman los autobuses para predicar que Dios no existe, pues aquí, para chulos nosotros, surgen las mismas campañas pero cambiando el adverbio, y cualquier día veremos a Rouco Varela haciendo monólogos en la tele, con lo fácil que sería dejar a cada uno que crea lo que quiera. Que cierto señor con bigote se aburre por la inactividad, pues nada, califica la elección de Obama como “exotismo histórico” y se queda tan ancho, porque largo me temo que no,

 

Y lo más llamativo es que nunca pasa nada, estamos llegando a tal grado de estulticia que ya casi nadie se sorprende por esta carrera para ver quién es capaz de decir, o hacer, el disparate más gordo. Eso sí, de levantar una voz contra la guerra, por llamarla de algún modo, que los israelíes están perpetrando en Palestina, nada de nada, total, eso no hace destacar a nadie, ni sirve para mostrar el ingenio. Y si los hijos de Israel (esos que no son nada fundamentalistas) se empeñan en cometer con los palestinos el mismo genocidio que Hitler intentó con ellos, bueno, son gajes del oficio, ya dijo Condoleezza Rice que, al fin y al cabo, Israel sólo se estaba defendiendo. Podrían invadirles como hacían en la película, de forma medio pacífica y hasta esperar a ver si los pueblerinos decidían lo contrario en asamblea.

 

Pero eso sería apelar a la lógica, y el caso es que la lógica persigue a estos virtuosos de la boutade, pero ellos son mucho más rápidos. Ni con el cambio de año se han serenado los ánimos, al contrario, yo estoy pensando en buscarme un pueblecito entrañable en el que perderme; prefiero, con mucho, a aquellos extranjeros que olían a cabello de ángel, e incluso a aquel novelista que cometió el pecado terrible de plagiar a Faulkner, aunque me llamen minoría étnica. Cualquier día, el sol va a salir del revés y a ver quién es el guapo que le dispara primero, mejor sería hacer elecciones como las de los habitantes de este pueblo, renovando anualmente los cargos de alcalde, cura, borracho, maestro, puta o marimacho en periodo de prueba…, seguro que todos tenemos ya algunos candidatos en mente.

 


7 comentarios:

Rubén Castillo dijo...

Es usted genial, mi querido hermano. Que Cervantes le conserve esta prosa, y Quevedo esta ironía. Los demás nos encargaremos de gozar con la mezcla

Antonio Parra Sanz dijo...

Favor que usted me hace, querido consanguíneo, al menos así se dsahoga uno de tanta basura como hay por ahí. Un abrazo

Roberto Fernández Puente dijo...

¡¡Vaya si tenemos candidatos!!. Y más de uno para cada puesto, si señor.

MarianGardi dijo...

Hay que reconocer que Murcia da buenos escritores, tenemos a Perez Reverte, a ti que eres adoptado, a mi cuando me haga famosa (ya pronto), que soy nacida en Fuente-Alamo (aunque me sacaron de alli con 13 años) y me tiran mis paisanicos y eso de los bancales y los cabezos y los pesoles.
Saludos y hasta pronto

Isis dijo...

Hola.¿Has visto la pelicula Amanece que no es poco? Está rodada en Ayna y es genial,

Antonio Parra Sanz dijo...

Es una de mis películas preferidas, Isis, de ahí que me guste más la vida que llevan que la que llevamos por aquí.

Antonio Parra Sanz dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Marian, y bienvenida a este rincón, me alegro de que te haya gustado lo que has leído.