martes, 5 de mayo de 2009

LA LINTERNA MÁGICA - PASEANDO A MISS DAISY

PASEANDO A MISS DAISY

              Para evitar que su anciana madre amenazara con reventar las estadísticas de los siniestros de tráfico, su hijo contrató a un chofer que terminaría siendo el gran amigo y confidente de ella. Jessica Tandy conmovía a Morgan Freeman en esta cinta y se dejaba llevar de paseo. Ahora ha surgido una nueva moda mucho más atrayente para las abuelas, nada menos que dar la vuelta al mundo en cruceros de lujo, eso sí, convertidas en inocentes narcotraficantes. Y es que los cárteles adelantan que es una barbaridad, no contentos con fabricar submarinos o latas de refrescos con pasta de coca, ni con ocultarla en exvotos religiosos o en plantillas para los pies (habría que ver a ese pobre perro policial olfateando tras quince horas de vuelo transoceánico), ahora les endosan el alijo a ancianitas que ríase usted de la dueña de Piolín.

 

Nada menos que veintisiete kilos de cocaína halló la policía ocultos en un camarote, y sin que nadie sospechase de las dos venerables mujeres. Parece ser que el capo de turno las abasteció en Brasil, y ellas tenían que hacer la entrega primero en Cádiz y luego en Ibiza, se conoce que Pocholo debe de estar de vacaciones o meditando en el Tíbet. El caso es que los agentes tuvieron que vigilar estrechamente a las sospechosas hasta estar bien seguros de que entregaban la mercancía, porque a ver quién era el guapo que engrilletaba a dos ancianas sin tenerlo claro del todo, me los imagino rezando para que sacaran el material y evitarse así hacer semejante papelón.


 

Así no me extraña que quieran prejubilarnos con tanta rapidez, debe de ser que la crisis ha llegado también a la plantilla de camellos colaboradores. Ahora podemos explicarnos por qué Benidorm parece estar en horas bajas, se estarán produciendo deserciones en masa, y cualquier día nos saltará a la cara la noticia de que el equipaje de Sara Montiel ha sido requisado, o de que las ruedas de la silla de la duquesa de Alba están recauchutadas con una goma un tanto peculiar.

 

El líder de la banda logró huir a Brasil, tengo para mí que será huérfano o algo similar, o de padre desconocido, que todo podría ser, pero otro fue detenido en Lepe cuando intentaba cruzar la frontera por Ayamonte, no quiero ni imaginar la de guasas que se habrán producido a su costa. Desde aquí abogo por el regreso a los métodos tradicionales, cualquier “mula” utilizaba ciertos rincones corporales para alojar la droga, pues ahora no hay más que seleccionar a quienes emplean a ancianas para estos menesteres y rellenarles determinados orificios, pero de golpe, con toda la producción anual de coca de Colombia, por ejemplo, pero bien embaladita.


1 comentario:

Roberto Fernández Puente dijo...

Ya lo decimos los abogados.

No te puedes fiar ni de la abuela.

Saludos

P.d. para que luego digan que la policia es tonta.