martes, 29 de septiembre de 2009

LA LINTERNA MÁGICA - ATRAPADO EN EL TIEMPO


ATRAPADO EN EL TIEMPO

Al bueno de Bill Murray se le congelaba el tiempo, y otras cosas, perdido en un pueblo de Pennsylvania, eternizando sus errores de siempre y descubriéndole otros nuevos, como el de ignorar a Andie MacDowell, y todo por asistir al “Día de la Marmota”, vamos, una premonición de las estaciones del año celebrada en febrero, como nuestra Virgen de la Candelaria, que nos hace saber si el invierno va o viene.



Para todo hay días, y ahora que acaba de celebrarse el día del condón, perdón, el día mundial de la anticoncepción, acontecimiento importante donde los haya, me dio por curiosear en un calendario mundial, para encontrarme efemérides tan absurdas como la celebración de las enfermedades raras, el día mundial del sueño, la cooperación entre generaciones, el buen uso de los antibióticos, el uso indebido de las drogas (ignoraba hasta hoy que hubiera una manera correcta de usarlas) o el día de la salud prostática, lo juro por el ala este de mi biblioteca.


Estoy ya un poco harto de tanta celebración de papel de fumar, parece que trescientas sesenta y cinco ocasiones de conmemorar no pueden quedarse en blanco, hay algunas que me chirrían especialmente, por no decir que las odio con fervor, porque aún espero la llegada del día del hombre trabajador o del día del orgullo heterosexual. Tengo compañeras a las que les molesta lo del ocho de marzo, porque trabajan todo el año más que muchos hombres, y tengo compañeros que arrinconan su hombría porque ahora, por un quítame allá esas pajas de corrección o estupidez política, enseguida le tachan a uno de homófobo o de sexista.


Y lo mejor de todo es que, insisto, existe todo un calendario para que nadie olvide la celebración de turno, o para que elija fecha si se le ocurre una nueva, los meses de julio y agosto están casi vacíos, que una cosa es conmemorar y otra volverse idiota. Aun así, el tino de los que escogen día no tiene precio, este mismo mes de septiembre, sin ir más lejos, se ha celebrado el día de la próstata junto a la explotación y el tráfico de mujeres, el del turismo y el ya citado de la anticoncepción, vamos, que en Tailandia y el Caribe no ha parado la juerga. En octubre, en tres días se solapan el día del docente, el de la depresión y el de la pena de muerte, nada menos; pero la palma se la lleva noviembre, con el día de la televisión, el de la filosofía y el del ictus, todos en la misma jornada, a ver quién es el guapo que averigua si el ictus viene por pensar mucho o por ver la caja tonta.


En fin, de momento se han dejado uno, en septiembre, a juzgar por cierta foto hecha junto al matrimonio Obama, el día mundial de las hijas siniestras, porque han dicho los expertos que a góticas no llegaban, pero no sé yo si en Moncloa aceptarán mi propuesta.


6 comentarios:

Rubén dijo...

Entre las narices de las hijas del rey y las pintas de las vástagas de ZP, menudo espectáculo internacional que damos, cojones

Antonio Parra Sanz dijo...

Esa, hermano, es la supervivencia de la raza ibérica, hemos pasado del tamaño Alfredo Landa al tamaño familia Adams, por no decir familia Monster. Un abrazo.

Culturajos dijo...

Decía Beigbeder en su novela 11,99€, que llegará el momento en que cada día del año lleve un logotipo comercial en lugar del nombre correspondiente en el santoral. A cada loco le da por una cosa y ya tenemos tres propuestas: religiosos, laicos y publicistas (aunque no sé hasta que punto estos dos últimos no van de la mano)

Por último, las enfermedades raras, aunque suene extraño, no incluyen a las tribus urbanas.
Saludos y barcas para Cartagena

Antonio Aguilar dijo...

Hola Antonio. Pues ya que Zapatero proclamó el año de la no crisis, tampoco estaría mal, y mira que yo no tengo eso que llaman opinión política, el día de no zp.

Antonio Parra Sanz dijo...

Pedro, espero no ver ese día en que cada jornada venga "publicitada".

Querido Antonio: qué alegría oírte, yo, en general, abogaría por celebrar los días de los "no políticos", qué ralea.

Abrazos para ambos.

Culturajos dijo...

yo me cabreo con los días de oro del corte inglés o la semana de la India o... Esta empresa nos marca el tiempo. Deben estar preparando ya la Navidad. La semana de ... Mediamarkt y cosas de este estilo me dan pánico.
Pero si miramos el día del abuelo, el del SIDA y demás, veremos los bajos fondos de la publicidad.
Un abrazo