sábado, 12 de enero de 2013

ABSOLUCIÓN - LUIS LANDERO


El gran relator

            Regresa Luis Landero con una novela muy suya, con el sello de su prosa sosegada para narrar cómo un hecho fortuito, un capricho del destino, puede cambiar para siempre la existencia de Lino, un hombre con cierta alergia perniciosa a la inmovilidad. Estructurada en tres bloques bien diferenciados, abundan en ella las digresiones que nos muestran la vida del protagonista, apelando a un grupo de personajes que intenta no desmerecer con respecto a la galería de inolvidables criaturas que el extremeño nos ha regalado en anteriores novelas. El padre de Lino, por ejemplo, hombre dotado de incontinencia verbal, capitán de una cohorte de afectados por el aceite de colza, es un hombre capaz de ruralizar Madrid llevando a su hijo a pescar a orillas de un Manzanares corrupto.

            O el señor Levin, paciente donde los haya, que no sólo le ofrecerá a Lino el que parecía el trabajo definitivo de su vida, sino que le presentará también a Clara, destinada a compartir con él toda la felicidad posible. Ellos son los dueños del segundo bloque, y su alianza parece el único vínculo fiable para frenar el nomadismo perpetuo de un Lino inconforme (que no inconformista) con casi todo lo que le rodea.

            Ese vagabundeo de Lino, que resucita cuando se enfrenta a un tipo atrabiliario para defender a una mujer, le hace sentirse en permanente estado de arrepentimiento, y ante la tragedia que crece imparable delante de sus ojos, vuelve a sacrificarlo todo en el tercer bloque de la novela, con esa huida al norte y los amagos de hallar un sucedáneo de felicidad al intentar sobrevivir en armonía con la naturaleza. Y es precisamente en estas últimas páginas donde los personajes son más parecidos al perfil de la criatura landeriana, que tanto nos ha hecho disfrutar, y donde vuelve a fluir el espíritu del gran relator de historias al que estamos acostumbrados.

Absolución. Luis Landero.
Editorial: Tusquets. Barcelona 2012. 318 páginas.
(LA VERDAD, "ABABOL", 12/1/2013)

1 comentario:

Carlota Jiménez dijo...

Tiene muy buena pinta. Lo tengo en cuenta.