sábado, 30 de noviembre de 2013

MATAR A PAPÁ - CARINA BERGFELDT

Sombras nórdicas

    Hacía falta una voz nueva en la negra narrativa nórdica, y ha surgido en la figura de Carina Bergfeldt, quien se estrena con una novela impactante y adictiva como pocas, vestida, porque la portada rezuma toda la ironía del mundo, con una candidez que choca con su título. Y el envoltorio no desentona con el interior, al hilo del hallazgo en un lago del cadáver de una mujer, otras tres féminas se embarcan en la investigación del caso, una policía menospreciada por sus compañeros, y dos periodistas aficionadas a las series detectivescas norteamericanas.

     Hasta aquí todo normal, ortodoxo incluso, pero es entonces cuando la autora sueca hace estallar la espoleta de su originalidad. Alternando con la narración del caso, surge una primera persona en la que una de las tres mujeres desempolva su pasado para justificar lo que lleva un tiempo planeando y anotando en un cuaderno bajo el inocente membrete de ‘magdalenas’: el asesinato de su padre. Un padre salvaje y maltratador, capaz de los sadismos más impensables, y que ha perpetrado ese salvajismo durante tres décadas, tres esposas y cuatro hijos. La novedad reside en que al lector se le esconde la identidad de la inminente parricida, y sólo al final podrá averiguar de quién se trata.

    Por supuesto, las tres mujeres arrastran sus sombras correspondientes, de eso se trata, de que el lector no pueda descartar a ninguna de ellas. Pero además hay otra intención evidente en la novela, el combate contra los malos tratos, vengan de donde vengan, la lucha contra el acoso, sea del tipo que sea, una campaña que en la Europa del norte siempre se toma con mucha más seriedad que en otros lares del continente. Así que el resultado es bastante completo, tanto en lo sociológico como en lo que al género se refiere, y hace de Carina Bergfeldt un soplo de aire fresco en la novela negra.

Matar a papá. Carina Bergfeldt.
Seix Barral. Barcelona 2013. 443 páginas. 18’50 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 30/11/2013)

No hay comentarios: