viernes, 12 de agosto de 2016

I LOVE NEW YO - GUILLERMO F. MONTOYA

Mucho más que Tiffany’s

          Revisitar Nueva York a estas alturas ya no supone novedad alguna, muchos autores lo han hecho, estadounidenses y foráneos, de generaciones anteriores y actuales, bajo el prisma de la amargura o del ingenio, incluso del humor ácido woodyalleniano. Entonces, ante ese panorama, ¿qué tiene de atractivo una nueva novela sobre la capital del mundo?, ¿qué puede llevar al lector a abrir sus páginas? La respuesta es una sola palabra: sensibilidad. Aunque podríamos complementarla con algunas otras, tales como cariño, dulzura, delicadeza.

          Esos méritos atesora Guillermo F. Montoya en esta novela, surgida desde el amor que él le profesa a la ciudad, hasta el punto de lograr que ese sentimiento trascienda en cada página y que se nos vaya contagiando de una manera incesante. No se trata ya de que nos anime a viajar a Nueva York, que eso puede hacerlo muy bien cualquier buena guía de viajes, sino que nos invita a participar de ese amor, de sus calles, rincones, edificios emblemáticos, costumbres…

          Y eso sin olvidar a sus personajes, el protagonista, Guillermo, cumple por segunda vez el sueño de viajar a la Gran Manzana, pero esta vez en unas condiciones diferentes, no conformándose con unas meras vacaciones sino dispuesto a pasar allí todo el tiempo que pueda, los meses que le dejen con su permiso de turista. Y lo que Guillermo encuentra no es sólo una ciudad, sino un nuevo yo, tal y como reza el juego palabras del título, y una serie de personas capaces de escoltarle en esa transición que parece estar viviendo.

          La abuela italiana y gruñona, la pareja servicial, un viejo profesor capaz de atemperar las inquietudes más desbocadas, pero sobre todo Atlanta, una joven mujer herida muy profundamente por una vida anterior y que será quien acompañe a Guillermo por su nuevo peregrinaje neoyorquino. Delimitada por plantas en vez de por capítulos, la novela nos va ganando en cada situación, nos hace cómplices de la relación que establecen Guillermo y Atlanta, sus visitas, sus juegos, sus fiestas, y de repente nos vemos como Audrey Hepburn, frente al escaparate de Tifanny’s, tomando un croissant narrativo de lo más sabroso y sin ganas de volver a nuestra realidad. Eso es lo que hay que agradecerle a Guillermo F. Montoya, que nos mantenga encendidas las ilusiones mucho más allá de Tiffany’s.

I Love New Yo. Guillermo F. Montoya
Chiado Editorial. 2015. 433 páginas. 19 euros.

No hay comentarios: