domingo, 23 de octubre de 2016

PROGRAMA DOBLE - LA VIDA ALEGRE

LA VIDA ALEGRE

          El gonococo cruel le costaba el cargo a un ministro de Sanidad mientras Antonio Resines, Verónica Forqué y Ana Obregón revoloteaban sobre la movida madrileña. Eran otros tiempos más ligeros y despreocupados, y como tales los contaba Fernando Colomo en una comedia sin demasiadas pretensiones más. Hoy el cuento ha cambiado mucho, sobre todo en lo que se refiere al sexo y la política, dos polos que ahora parecen antagónicos y que en otros tiempos estuvieron más que próximos.

          Por suerte, ha llegado Madonna para alegrar un poco el panorama y ofrecer, a los votantes de Hillary Clinton, ciertos trabajos bucales a cambio de su voto, que digo yo que tampoco le habrá hecho la iniciativa mucha gracia a la Clinton, teniendo en su expediente marital la mancha aquella de Mónica Lewinsky, pero supongo que el tiempo lo cura, y lo lava, casi todo. Entre la ambición rubia y Robert de Niro amenazando con romperle la cara le están dando a Donald Trump el final de la campaña presidencial, así no es de extrañar que el hombre del pelazo haya manifestado que sólo acatará el resultado de las urnas si sale vencedor. Democracia pura, vamos. ¿Tendrá algo que ver el hecho de que sea un catalán el que le dirige la campaña…?

          Américas aparte, igual ha llegado el momento de importar sus técnicas de propaganda por si nos vemos abocados a unos terceros comicios. Me han dicho las malas lenguas (cuáles si no) que Norma Duval y Bertín Osborne estarían dispuestos a ofrecer ciertos servicios por la bancada de la gaviota, así que ganarán otra vez, porque en el bando de la rosa cuentan con Ana Belén y Joaquín Sabina, y claro, la cosa está un tanto desequilibrada. De los partidos emergentes no ha habido, de momento, noticia alguna.

          Está claro que la política ha perdido su sex appeal, los candidatos ya no son lo que eran, y las candidatas tampoco, tengo para mí que el atractivo político es inversamente proporcional a ciertas actividades amatorias. A ver si va a ser por eso por lo que no llegan a un acuerdo, porque no f…, digo porque no practican. Ya tendría mucho delito, porque son demasiados meses a palo seco, la verdad, como para seguir sin llegar a un acuerdo, de un tipo o del otro.


          Y uno mira las listas electorales y se descorazona mucho, porque aptitudes para trincar ya hemos visto de sobra y de todos los colores, pero aptitudes estéticas, la verdad es que poquitas. A ver si al final la razón de que hayan puesto a Pedro Sánchez de patitas en la calle era por ser el único buenorro del panorama. En fin, que la erótica del poder está de capa muy caída.



No hay comentarios: