sábado, 6 de junio de 2009

CRÍTICAS LITERARIAS - MARTÍN CASARIEGO


Intersecciones

             Con una gran delicadeza y una estructura capitular muy bien compartimentada, Martín Casariego perfila en esta novela el transcurso de una jornada en un centro de enseñanza vasco. En ella, y en un buen alarde de dilatación argumental, conocemos las inquietudes del pequeño Leandro, a quien los más avezados líderes de su curso de primaria amenazan con revelar el secreto de los Reyes Magos; asistimos al sufrimiento de su hermano Ander, víctima de continuados ataques por parte de sus ya talluditos compañeros de bachillerato; y también conocemos el nerviosismo del escritor Ignacio Mayor, sesentón que, después de muchos años de inactividad, como los viejos rockeros, ha decidido volver a la carretera para encontrarse de nuevo con sus lectores adolescentes, en un intento de superar ciertas pérdidas del pasado.

 

Podría parecer que la novela tiene una estructura ligera, casi de obra juvenil, pero Martín Casariego, que también cultiva la literatura de jóvenes, y que siempre sabe lo que se hace como escritor, logra que cada apartado vaya dejando en el lector su correspondiente poso informativo. Los antecedentes de los tres personajes van llegando en su momento, amparándose siempre en el uso que hace el autor de un lenguaje adecuado para cada personaje, adorable en el caso del pequeño Leandro, y enriquecen la lectura incluso cuando alguno de los tres empieza a coincidir con los demás, en ese momento los hilos van entretejiéndose, y los dolores de tres seres tan alejados en el tiempo casi se hacen uno.

 

No sólo hay en la trama acoso escolar, sino también descubrimiento de la vida, con todas sus aristas, miradas a un pasado que duele, pérdida y recuperación de la inocencia, y los dientes afilados de la discriminación idiomática que se empieza a vivir en centros vascos que también podrían ser catalanes o gallegos. Pero por encima de todo, Martín Casariego consigna los latidos de tres corazones que se entrecruzan, aunque quizá no con el suficiente ímpetu como para asimilar del todo dichos encuentros.

 

‘La jauría y la niebla’. Martín Casariego.

Algaida. 314 páginas.


(LA VERDAD, "ABABOL", 6/6/09)

1 comentario:

Eugenia dijo...

Me alegra que te haya gustado; tenía muy buena pinta. Ya me lo pasarás.
Eugenia