jueves, 24 de diciembre de 2009

TRAMPANTOJOS



Paseo al perro en la luna nueva de Roche, hay una epidemia de aullidos lastimeros que brota de las casas más antiguas. Antaño los perros le aullaban a la muerte, hoy sólo a su cautiverio, miro al mío al otro extremo de la correa y no sé quién cautiva a quién, quién lleva a quién, qué dios ciego y caprichoso nos domina a los dos.


2 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

A mí me domina el dios de las palabras. Y tus palabras me han dejado enganchada, así que te enlazo.

Estoy en deuda contigo. Tengo que leerte. Apúntalo en tu "Haber" que yo lo reflejo en mi "Debe".

Un abrazo.

Antonio Parra Sanz dijo...

Un placer saber que unas pocas palabras enganchan a alguien, espero que luego no te sientas decepcionada por esta ventana.