sábado, 25 de febrero de 2012

RECUERDOS DE LISBOA


Fascinación

            La literatura de viajes es un género en el que la mirada se vuelve más imprescindible que nunca, y así se demuestra en esta deliciosa obra de Paco López Mengual, en la que relata su visita a Lisboa, veinte años después de su primera estancia. Ese tiempo podría haber sedimentado en la conciencia una huella que deformara la percepción del autor, pero es un acicate al presentar su nueva visión, porque hablamos de alguien que ya ha demostrado en sus obras anteriores su inmensa capacidad de observación, y su agudeza a la hora de analizar la realidad.

El lugar en el que se acaba la tierra y comienza el mar’, como definiera Saramago a la capital lusa, es una fuente eterna de sensaciones para un alma sensible que sepa cómo transmitirlas, para un escritor capaz de reconocer que una novela española en un escaparate le arranca más sentimientos patrióticos que todas las banderas, o que se puede tocar el cielo culinario en figones casi infernales. Acompañar al autor molinense en este viaje es un privilegio que él regala a los lectores, sin caer, como ocurre con otras publicaciones del género, en la diabetes abusiva de los recuerdos privados.

Y todo ello sin renunciar a detalles geográficos, sociales e históricos, no hay rincón de la ciudad que deje sin visitar, ni idiosincrasia que huya de un comentario, ya sea la eterna nostalgia de los fados, el rostro deformado de un mendigo o la escatológica predilección de las palomas por los bustos de los próceres, aunque se apelliden Pessoa. El recuerdo de los tres momentos vitales de la ciudad: la independencia de España, el terremoto de 1755 y la Revolución de los Claveles, se alterna con la experiencia del viaje anterior, y al mismo tiempo con algún que otro guiño a la tierra del autor, para culminar en la fascinación que nuevamente le provoca la ciudad lisboeta.


‘Recuerdos de Lisboa’. Paco López Mengual.
Editorial: La sierpe y el laúd. Cieza, 2011. 51 páginas.
(LA VERDAD, "ABABOL", 25/2/2012)

No hay comentarios: