sábado, 20 de octubre de 2012

EL ASESINO DE LA PEDRERA


La rosa de fuego

            Monumental novela negra de Aro Sáinz de la Maza, con una Barcelona latente en cada página no sólo como escenario, sino como tablero en el que asesino e investigadores se enfrentan en una partida de ajedrez demoledora y salpicada por el fuego y unos particularísimos homenajes a Gaudí. El inspector Milo Malart es un auténtico outsider de la policía autonómica catalana, suspendido de empleo y sueldo, maldito por todos sus compañeros, que le consideran un soplón informante de los medios, está a un solo paso de la expulsión del cuerpo y de la vida (el suicidio de su sobrino Marc le sigue destruyendo por dentro), y sólo tiene una aliada, la jueza Susana Cabot, que le volverá a meter con calzador en el Grupo de Homicidios de los Mossos, ante el aterrador caso de un hombre que ha aparecido calcinado en La Pedrera.

            A cambio, debe visitar a una psiquiatra y soportar a Rebeca Muntaner, una especie de compañera canguro formada en las mejores escuelas de Quantico. Frente a ellos, un asesino frío y psicópata, que secuestra a prohombres barceloneses y después de varios días de tortura los cuelga en emblemáticos edificios de Gaudí y los prende fuego para su deleite y el pánico de toda la ciudad. Además, Milo sigue escarbando entre sus ruinas familiares y conyugales para averiguar las causas de la muerte del joven Marc. Todo ello con los consabidos coqueteos con el alcohol, la dureza de trato y el desprecio de los compañeros de la Comisaría Central, aunque todavía cuente con algún que otro aliado, como el incansable Toni Crespo, o el forense Bonhora.

            Aro Sáinz de la Maza ha debutado en la narrativa negra con una máquina potente y muy bien engrasada, que está incluso por encima de cierta trilogía sueca que tanta fama recolectó en nuestro país. Sus maneras son las de un sobrado conocedor del género, que además sabe cómo explotar las teclas para que el lector no pierda comba en ningún momento ni de la investigación en curso, ni de las vicisitudes sociales y humanas que rodean a sus personajes, cuya naturaleza y variedad merecerían una reseña completa, por la gama de caracteres que es capaz de desplegar. Hay escenas absolutamente antológicas, tanto policiales como criminales, y un cuidado extremo en la escritura y en el planteamiento de hechos y personajes, de tal manera que sólo podemos hacer dos cosas al ir pasando páginas: disfrutar mucho y dejarnos llevar hasta el desenlace que él ha ideado.

El asesino de La Pedrera. Aro Sáinz de la Maza.
Editorial: RBA Serie Negra. Barcelona, 2012. 579 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 20/10/2012)

No hay comentarios: