sábado, 27 de octubre de 2012

MEDUSA


Ricardo Menéndez Salmón ha logrado que sus novelas insuflen al lector una calma inusual, provocada por su prosa detenida y reflexiva, la misma que condecora cada línea con una joya literaria, incluso cuando sigue desentrañando la maldad de la Europa del pasado siglo. La figura del artista Prohaska, gran observador que plasmó su mundo en la pintura, el cine y la fotografía, y del que no se ha conservado una sola imagen, prueba que el hombre es capaz de mirar a la cara al odio y a la justicia, aunque el peaje sea terrible.


Medusa. Ricardo Menéndez Salmón.
Editorial: Seix Barral. Barcelona 2012. 153 páginas.
(LA VERDAD, ABABOL, 27/10/2012)

No hay comentarios: