sábado, 12 de octubre de 2013

CHICAS MALAS - MARTINA COLE

    Estrujar a un personaje sin medida tiene sus riesgos, y Martina Cole no ha calculado bien hasta dónde podía estirar la vida de la inspectora Kate Burrows, tal y como se desprende de la primera mitad de esta novela. Los desencuentros de la inspectora con el hampón Patrick Kelly ahogan a la trama de las prostitutas asesinadas en serie, y sólo en el tercio final de la narración priman las cosas que de verdad importan, y el ritmo resucita, y la intriga vuelve a florecer, aunque para algunos lectores puede que ya sea demasiado tarde.

Chicas malas. Martina Cole.
Alianza. Madrid 2013. 372 páginas.
(LA VERDAD, "ABABOL", 12/10/2013)

No hay comentarios: