martes, 21 de octubre de 2014

DOCE LUNAS - SANTIAGO POSTEGUILLO

DOCE LUNAS

SANTIAGO POSTEGUILLO
LA SANGRE DE LOS LIBROS


Charlamos con Santiago Posteguillo poco después de que vea la luz La sangre de los libros, el segundo volumen que dedica a los rincones oscuros, curiosos y desconocidos de las grandes obras de la literatura universal.

1. Tanto en su obra anterior, La noche en que Frankenstein leyó El Quijote, como en ésta, la temática es la trastienda de la literatura, ¿a qué se debe este giro en su producción literaria?

A mi pasión por la literatura. No sólo por crear mis propias obras en forma de novelas históricas, sino también porque deseaba compartir con los lectores que me siguen qué libros clásicos creo yo que merece la pena no olvidar.

2. ¿Qué le ha divertido más, el proceso de selección de estas interioridades, o su propia escritura?

Son cosas diferentes, pero complementarias. Cuando exhibes tu propia literatura hay mucha libertad creativa. No obstante, también he disfrutado de gran libertad de creación en La sangre de los libros porque a la hora de recrear la vida de los grandes escritores y escritoras he pensado mucho en formas originales sobre cómo contar sus vidas. Eso sorprende mucho a los lectores: la forma en que cada relato está escrito, los diferentes puntos de vista narrativos, siempre pensados para generar misterio y atraer al lector a los libros más grandes de la historia de la literatura.

3. De todos los casos de los que nos habla, tanto en La sangre de los libros como en el volumen anterior, ¿cuál es que más le ha fascinado?

El relato de “La reencarnación de Shakespeare” sobre un escritor cuya identidad no revelaré aquí, sino en el libro, para no quitarle misterio a la obra, es de los que más me emocionó investigar y escribir. El de “El asesinato de Agatha Christie” también es espectacular.

4. Usted es un apasionado de Roma, ahí están sus dos trilogías, pero su formación es la filología inglesa, ¿qué tiene la época romana que tanto le ha interesado?

Roma son nuestros orígenes, nuestra lengua, nuestras costumbres, nuestro derecho, infinidad de pequeños y grandes detalles de nuestra vida provienen de Roma. Saber más de ella es aprender de nosotros mismos. Eso me atrae enormemente.

5. En Roma se luchaba mucho contra la corrupción, ¿cree que nuestros corruptos habrían sobrevivido allí? ¿Qué hubiera hecho el emperador Trajano con ellos?

El emperador Trajano habría obligado a todos los corruptos a devolver el dinero y luego los habría exiliado a lugares inhóspitos. Los que no devolvieran el dinero se habrían visto rodeados de leones en el Anfiteatro Flavio. Ellos mismos. La gente devolvía lo robado siempre.

6. En su primera trilogía eligió como protagonista a Escipión, en la segunda a Trajano, dos colosos históricos, ¿cree que en la sociedad actual quedan colosos como ellos, dignos de pasar a la Historia?

Los últimos colosos que se me ocurren son Ghandi, Martin Luther King o Nelson Mandela. Churchill, de otra forma, también. Luego hay colosos desconocidos: la gente humilde, pero honesta, que se las ingenia para sobrevivir en un mudo esencialmente injusto sin robar ni agredir a nadie, sino con su propio ingenio y pericia.

7. Como autor de novela histórica, ¿qué importancia le concede a la documentación y a las fuentes en cada una de sus novelas?

La documentación es esencial. Es la base sobre la que construir la novela. Sin esa base, en un relato histórico, toda tu obra se hundiría.

8. ¿Y hay algún secreto para que esas novelas terminen siempre entre las listas de las más vendidas?

Centrarse en que lo que cuentes sea muy entretenido: escenas cortas pero intensas, varias historias que se crucen, mezclar lo histórico con lo personal, historias de amor y de guerra, una multiperspectiva narrativa, dimensión cinematográfica. Toda esta combinación de elementos hace que estas novelas sean muy atractivas para mucha gente, pero es complejo manejarlos todos a la vez.


9. Próximamente verá la luz la tercera parte de la trilogía de Trajano, ¿tiene ya en marcha o en mente algún nuevo proyecto?

Veamos, aún necesito un año o año y medio para la tercera de Trajano. Y proyectos para luego tengo cuatro o cinco o más. Primero Trajano, luego evaluaré por dónde seguir, pero ideas tengo muchas.

10. ¿Qué esperanzas tiene puestas en la adaptación audiovisual que se realizará sobre Africanus?

Tengo esperanzas, pero son un poco como Santo Tomás de Aquino. He de ver para juzgar lo que se haga. Me consta que hay interés en el productor por hacer algo bueno y también por parte del guionista. Vamos a ir viendo. Será aún un proceso largo.


11. ¿Cómo valora el comportamiento del lector español actual? ¿Cree que la presencia del libro electrónico ha modificado nuestros hábitos lectores?

Se lee de forma diferente: los jóvenes, sobre todo, leen saltando de una página a otra. No es una lectura mala, pero sí diferente. Desarrolla destrezas diferentes a la lectura reflexiva y continuada de un texto largo. Lo que hay que procurar es que los jóvenes lean de las dos formas: en internet y textos largos también (que pueden estar en formato electrónico o impreso, eso no es relevante: lo esencial es el tipo de texto y no abandonar los textos largos que requieren días para su lectura completa).

12. ¿Qué les diría a los lectores que no le conozcan para que se acerquen a La sangre de los libros?

Que los escritores clásicos tuvieron vidas tan sorprendentes que cuando las conozcan querrán no ya sólo leer sobre ellos, sino también leer sus obras. Saltarán de La sangre de los libros a Edgar Allan Poe, Bécquer, Lope, Isaac Asimov, Robert Graves…. Y ése será el mejor salto de sus vidas.






No hay comentarios: