miércoles, 8 de octubre de 2014

FAUNA LITERARIA (2)

CRIATURA NÚMERO 2

Crítico de retorcido colmillo y mirada roedora, sólo se acerca al escritor si éste se pliega a escucharle en todo momento, y sólo cuando ha sido alcanzado ya por el éxito, entonces llega moviendo la cola como un perro y hay que saber decirle que no y que no, recordando su ignorancia de antaño. Naturalmente, está muy pagado de sí mismo y no le importa la calidad literaria, sólo la estela del triunfo a la que hincarle el diente.


No hay comentarios: