domingo, 31 de mayo de 2015

PENSIÓN COMPLETA - PACO RABADÁN

El mundo de Padilla


          Si Darwin levantara la cabeza y se topara con esta novela, se echaría a reír al comprobar cómo Germán Chacón, transformado en el Padilla carente de antropónimo, es capaz de sobrevivir sin pudor adaptándose al medio con la facilidad de la criatura más camaleónica. Abandonado por su novia, harta de tener junto a sí a un parásito viviendo del cuento, Chacón recala en los servicios de Urgencias de un hospital y se deja llevar cuando le confunden con otro paciente. Acaba de nacer Padilla, un mito de la supervivencia.

El comienzo de Paco Rabadán ya es potente de por sí, y muy salpicado de un ácido humor que no abandonará ya en toda la novela, pero Padilla aún puede superarse, y lo hará con cada capítulo, con cada compañero que pase por la vecindad de su cama: un travesti, un trabajador autónomo, un constructor invisible, un cura glotón, un pastillero de polígono industrial, un acomodador, un británico gorrón de nuestro sistema sanitario y hasta un consumado butronero. Una fauna social utilizada de forma magistral para ir enumerando vicios, porque el autor no da puntada sin hilo.

Si Padilla fuera sólo un narrador testigo, la novela sería meritoria, pero como además tiene una conducta dudosa y un ojo crítico afilado en exceso, el resultado es una sátira de lo más divertida que le ofrece al lector la ocasión perfecta para desahogar todas las inquinas que nos inocula, día tras día, el gotero de los noticiarios. Muchos sectores profesionales están presentes en la novela, incluyendo el sanitario, cuyos miembros rezarán para que el autor enferme en algún momento y así ellos puedan vengarse; y todas las capas sociales que aparecen convierten la obra en un soplo de aire fresco con el que Paco Rabadán demuestra una vez más lo necesitada que está la literatura española del humor, y lo bien que le viene a la crítica social empuñarlo para conseguir sus propósitos.

Pensión completa. Paco Rabadán Aroca.
Círculo Rojo. Pamplona 2015.
265 págs. 15 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 23/5/2015)

No hay comentarios: