viernes, 1 de abril de 2016

LOS NIÑOS DE BELZÉC - VÍCTOR MIRETE

Fréderic Poison

          Vuelve Víctor Mirete al panorama literario con la segunda entrega de su detective, Fréderic Poison, y esta vez lo hace con una intriga enrevesada que salpica los juicios de Nuremberg y el pasado más vergonzoso del pueblo alemán. En mitad del proceso hay varios niños que han sido secuestrados, casualmente niños emparentados con antiguos guardianes del campo de concentración de Belzéc.

          Se viven momentos convulsos, en los que las potencias ganadoras andan repartiéndose algo más que los despojos del III Reich, y es la propia Organización de Naciones Unidas la que reclama los servicios de FMP Investigadores, la agencia liderada por Poison, capaz de moverse por Europa tras la pista más insignificante. Una agencia con recursos diversificados, como el propio Víctor Mirete, que sabe manejar en todo momento la personalidad de cada uno de sus miembros, incluyendo al pobre Miguel, devastado por la pérdida repentina de su esposa.

          El autor murciano ha sabido crear una atmósfera expectante, en la que logra involucrar a un lector que no sabe muy bien, al principio, si quedarse con los rasgos oficiales del proceso de Nuremberg, o rascar un poco más en el pasado de los SS “einstazgroupen”, pero que muy pronto seguirá los pasos del narrador, y del propio investigador, por medio continente, en pos de una secreta organización de orígenes judíos cuya sombra se va haciendo cada vez más alargada.

          Una novela de las cortar el aliento para seguir su ritmo, en la que las páginas van pasando a una velocidad considerable, en la que las tramas, y las sombras, del pasado van pidiendo a gritos un ajuste de cuentas, y en la que se dejan entrever algunos cambios también en el ámbito privado de los protagonistas, lo que nos hace esperar todavía con más inquietud la aparición de la tercera entrega.

Los niños de Belzéc; Víctor Mirete

El fantasma de los sueños, Valencia 2015. 365 páginas.
(REVISTA LETRAS DE PARNASO, NÚM. 43. ABRIL 2016)



1 comentario:

victor manuel mirete ramallo dijo...

Mil gracias Antonio. Espero sigamos conpratiendo avatares literarios. Un saludo maestro.