sábado, 25 de marzo de 2017

ANNOBÓN - LUIS LEANTE

Los hilvanes del destino

Puede que un día se agoten los calificativos a la hora de hablar de Luis Leante, aunque ese día está todavía muy lejos de llegar, ya que el autor caravaqueño, como ha demostrado sobradamente a lo largo de su carrera literaria, ha vuelto a escribir una novela antológica, en la que la ficción y la realidad se mueven complementándose en un baile narrativo que va hipnotizando poco a poco al lector, con dos líneas narrativas convergentes que terminan por llevarnos hacia los rincones tejidos por el destino de dos hombres que compartieron algo más que coincidencias ideológicas.

Iniciándose con el recurso narrativo, no de un manuscrito encontrado, pero sí de la obsesión de un periodista que descubre una historia llena de posibilidades, el autor arma una obra a base de testimonios para bucear en el pasado de dos hombres que conectaron por diversas causas, y de la misma forma que conectaron fueron tragados después por la vorágine del tiempo y de la Historia, a la que muchas veces los seres humanos hacemos funcionar como una máquina ciega y egoísta.

Por un lado, un sargento de la Guardia Civil que se convirtió casi en virrey de Annobón, una pequeña isla de la Guinea española, y que ajustició a un gobernador corrupto en nombre del progreso de sus particulares súbditos, y por otro, un abogado algo idealista, encuadrado en la Falange por admiración a José Antonio, que defiende al sargento y queda fascinado por él. Las figuras de Restituto Castilla y Alfonso Pedraza se hilvanan con jirones de muerte e injusticia, pero también con las sombras de unas mujeres que los enlazaron, y Luis Leante logra que conozcamos tanto su pasado como las acciones que los llevaron a encontrarse, y lo hace gracias a los testimonios de sus hijas.

Este fresco vital, porque la novela es una alegoría de los reveses y casualidades de la vida, nos habla también de la última época colonial española -acaso la gran desconocida de nuestra literatura-, de la posguerra y sus calamidades, de los manejos turbios del poder y hasta de la maledicencia social que tanto cuajó tras la contienda, pero sobre todo nos regala dos personalidades magnéticas, que no dejaron indiferentes a quienes las conocieron, ya gozaran de su amistad o fueran sus más furibundos enemigos. Una vez más hay que inclinarse ante el placer de la buena lectura, porque las páginas de esta novela, amén de sublimar un estilo literario brillante, logran que nos apartemos del mundo para refugiarnos en el universo que ha logrado construir Luis Leante.

Annobón. Luis Leante.
Harper Collins. Madrid 2017. 304 págs. 18 euros.
(LA VERDAD, "ABABOL", 25/3/2017)

No hay comentarios: